Header Ads

LA POLICÍA DEL SIGLO XXI ¿qué papel debe desempeñar en una sociedad diversa y democrática? @Uliman73


En estos días es muy frecuente estar frente al debate sobre qué tipo de Policía es lo que la sociedad pretende tener. Ciertamente el caso de la Policía de Minneapolis en la que está involucrado Derek Chauvin, ha sido un fuerte disparador del asunto, pero lo cierto es que éste es un debate que lleva muchos lustros en el casillero de pendientes. En muchas oportunidades vamos a escuchar o leer comentarios que se refieren a su eficacia, al modo de su correcta actuación ó del empleo de los medios que utiliza ó tan simple como si hace lo que debe hacer. Otros de los temas recurrentes, al menos en estos últimos tiempos, es si las Policías tienen una mayor o menor proximidad con los ciudadanos y el aumento de la Militarización de las Policías en los últimos tiempos.

En esta oportunidad, y con la firme convicción que son 2 temas centrales para todo cambio que se quiera llevar adelante en materia de un Modelo de Policía para el Siglo XXI, creo que hay que trabajar en la Formación (incluyo en esto la capacitación y reentrenamiento) y la desmilitarización.

Si la Policía va a cambiar, la atención debe cavitar en los centros de formación, donde los nuevos reclutas se impregnan de las costumbres populares de su profesión

DE DONDE VENIMOS

A lo largo de la historia de la humanidad, lo cierto es que son variadas las soluciones y/o modelos que se han dado en la materia, los problemas policiales suelen ser comunes a todas las policías del mundo, la globalización y las comunicaciones han permitido que las organizaciones policiales compartan experiencias adoptadas y con ello las estrategias y técnicas. Tal es así que se puede ver en un país determinado conceptos o estrategias policiales que son originarios de otros países incluso de Continentes distantes.

Veamos algunos modelos de Policías a lo largo de la historia:







Modelo Gubernativo

Se desarrolla a lo largo del Siglo XVIII, los Cuerpos Policiales ejercían sus funciones en Estados absolutos, es decir dependían del Gobierno (Monarquías generalmente), seguían a raja tabla sus instrucciones, sin miramientos y la finalidad del Cuerpo Policial era el control de la población, asegurar la continuidad de los Gobernantes y por qué no del status quo sometiendo cualquier foco de resistencia.

Un caso que se sostuvo en el tiempo con este modelo es el que tenía que ver con el control social y en especial de aquellas organizaciones que representaban alguna resistencia al modelo de Gobierno. La STASI es el vivo ejemplo.








Modelo Profesional

A principios del Siglo XIX y con el devenir del desarrollo y consolidación del paso de una sociedad rural a una más urbana, se requirió de una policía profesional para que pueda hacer frente a los nuevos retos que por cierto tienden a ser más complejos.

Esta situación de orden global favorece y abona la creación de nuevos cuerpos policiales con una creciente mejora en los aspectos de su formación y especialización, esto con una clara idea de profesionalidad, que quien porta un uniforme policial cuenta con un saber específico, conoce procedimientos particulares que los convierte en los más idóneos para asegurar y brindar la seguridad de los ciudadanos.









Modelo Policía Orientada a los Problemas (POP)

Este modelo de policiamiento tiene como su principal creador a la figura de Herman Goldstein, quien a mediados del siglo XX refirió como los cuerpos policiales de USA se han centrado en ellos mismos y se han olvidado de la finalidad por la cual existen “ofrecer un servicio a la ciudadanía”.

La POP se centra en la idea de proporcionar un servicio no solo de calidad, sino que mejore la calidad de vida del ciudadano, dando respuesta a los problemas que afectan o complejizan su actividad diaria, utilizando la ley cuando sea un instrumento eficaz para ello. Con estas ideas expuestas, Goldstein sostiene que es importante incorporar personal de disciplinas no policiales a las tareas de análisis de la policía como así también la colaboración de ciudadanos afectados por las incidencias, si bien este modelo no es lo mismo que el de Policía Comunitaria, no es menos cierto que tiene múltiples puntos de contacto.









Modelo Policía Guiada por la Inteligencia (ILP)
En su definición más completa se puede decir que el ILP es “el trabajo policial guiado por inteligencia es un modelo de negocios y filosofía gerencial en los que el análisis de datos y la inteligencia criminal son esenciales para un marco objetivo de toma de decisiones que facilite la reducción, interrupción y prevención del crimen a través de gerencia estratégica y estrategias efectivas de aplicación de la ley dirigidas a delincuentes prolíficos y más avezados” (Ratcliffe, 2008a: 89).

La finalidad del modelo es minar la capacidad de operar de los criminales. No es en sí un cambio de definición de las finalidades y prioridades de los Cuerpos Policiales, sino más bien la incorporación de nuevas técnicas de trabajo para mejorar la lucha contra el delito. El ILP promueve el uso intensivo de las TIC´s para llevar a cabo sus tareas, ya sea con el empleo de CCTV (cámaras), sistemas GIS, reconocimiento de rostros, patentes etc., mostrando de esta forma un interés por la técnica similar a la del Modelo Profesional.














Policía del Orden

Este modelo se basa fundamentalmente en conceptos enmarcados dentro de los conocidos Tolerancia Cero y Ventanas Rotas, se trata de políticas policiales que entraron en vigor en New York con la llegada en 1994 de Rudolph Giuliani, bajo la conducción operativa y policial de Willian Bratton como Jefe de Policía, es acá donde Bratton recoge los planteamientos de la teoría de las Ventanas Rotas y redefine así una estrategia policial.

El plano central de esta estrategia se focalizaba en la necesidad de defender los legítimos derechos de los ciudadanos de bien que eran víctimas de conductas antisociales, poco cívicas y de delitos de diversa gravedad. Es decir, no se trataba de políticas represivas sino de políticas que tenían como objetivo fundamental la defensa de los derechos de los ciudadanos de bien. Todo el proceso fue signado por un cambio estructural importante de la organización policial, siguiendo criterios de gestión de las organizaciones empresariales, los policías despedidos y las nuevas incorporaciones se contaban por miles y las dinámicas operativas y de gestión abandonaban los viejos parámetros. La policía pasaba a ser el punto de referencia de la lucha contra el crimen.














Modelo Policía Comunitaria

La Policía Comunitaria concibe a la Policía como un servicio público. Este modelo sitúa en un segundo plano los aspectos relacionados con el poder o la organización, y se centra en la idea de un servicio, una prestación hacia la ciudadanía. La utilización de la idea de servicio público pretende evidenciar las prioridades del modelo: “proveer al ciudadano de un servicio de seguridad”, se supone que con ello se despoja a la policía de una posición de poder o superioridad. La idea sería que los policías son ciudadanos como los demás que tienen como encargo, proveniente de los propios ciudadanos, asegurar de manera profesional la seguridad de los conciudadanos. Quien da una luz al respecto es Martin cuando lo expresa “un ciudadano uniformado……no representa el poder ante un ciudadano, sino el poder del ciudadano”.

La Policía Comunitaria sigue siendo una organización que combate el delito, aunque no sea este su objetivo principal (Feltes), uno de los objetivos primarios es el no hacer uso de la fuerza, con lo que la prevención es tomada como el objetivo primario del modelo. Acá lo fundamental es el resultado, el servicio público, no la actividad policial que es solo un instrumento, por ello el indicador de eficiencia del sistema no son las detenciones o las actuaciones policiales, sino la ausencia de crimen y desorden.

QUÉ NOS PASA

En la actualidad, vemos con en muchos Países se está debatiendo, además del Covid19, cómo "arreglar" la Policía y ciertamente con mucho énfasis se está planteando en Estados Unidos de Norteamérica (USA). Muchas de las críticas a las prácticas policiales actuales se relacionan con los aspectos Militarizados de la Policía. Es una crítica importante, pero que a menudo se enfoca estrechamente en los uniformes, armas y equipos de la Policía, en lugar de los problemas subyacentes de la cultura y la estructura de la organización. Si queremos cambiar la Seguridad Pública o Ciudadana, también debemos centrar la atención en los Centros de Formación, Capacitación y Reentrenamiento de los Cuerpos Policiales, donde los nuevos reclutas se inculcan por vez primera en las costumbres de su profesión.

No es difícil ver el vínculo existente entre la Formación de la Policía Militarizada y los abusos que motivaron las protestas de las últimas semanas, tanto en USA como en otros países. Cuando sus instructores menosprecian a los reclutas de la policía y se les ordena abstenerse de respuestas que no sean "¡Sí, señor!", pueden aprender estoicismo, pero también pueden aprender que burlarse y gritar órdenes a aquellos con menos poder son acciones aceptables. Cuando a los reclutas se les ordena hacer flexiones hasta el punto de agotamiento porque sus botas no estaban bien lustradas, pueden aprender el valor de la atención al detalle, pero también pueden concluir que infligir dolor es una respuesta apropiada incluso para las infracciones más triviales.

No hay que olvidarse que en la formación Militar subyace como objetivo doblegar al oponente, al enemigo hay que destruirlo y aniquilarlo, y si ciertamente no se deshumaniza a ese enemigo es muy difícil pedirle a un ser humano consciente que termine con la vida de otro ser humano, allí subyace un tema central. Desde una perspectiva Policial es evidente que no debería deshumanizarse al prójimo. Un ejemplo que suelo referir, si le pido al Comandante de un Regimiento de Blindados que realice un control policial sobre automotores, seguramente desplegará 2 Tanques para cortar accesos y una serie de VTP para reducir carriles de tránsito, pues esto son los elementos con los que el Estado lo ha dotado para su misión primaria, destruir al enemigo.

Muchos reclutas policiales ingresan a la academia como idealistas, y ello por cierto no solo es loable, sino que necesario, pero el tipo de Formación Militarizada podría inconscientemente modificar su psique. Aunque la mayoría del Personal Policial pasará por toda su carrera sin disparar su arma, otros inevitablemente recibirán las lecciones equivocadas de su entrenamiento Militarizado y terminarán como el Oficial de Policía despedido de Minneapolis, Derek Chauvin, vale la pena preguntarse también cuándo fue la última vez que se validó su aptitud para reducir personas peligrosas o al menos cuando hizo su último reentrenamiento al respecto.

La mayoría de los Centro de Formación Policiales en USA están modelados en campos de entrenamiento militares, y lo que sucede en el resto del Nuevo Continente no es muy distinto, no debería sorprendernos escuchar un Clarín a la caída del Sol para rendir Honores en el arriado del Pabellón Nacional o lo mismo para otras actividades. Los defensores de este enfoque argumentan que los policías se parecen mucho a los soldados: tienen que seguir órdenes independientemente de sus sentimientos personales; tienen que correr hacia los disparos, no lejos de ellos; y tienen que permanecer fríos y profesionales ante el caos, las amenazas y el acoso. Desde este punto de vista, el entrenamiento Militarizado toma jóvenes reclutas indisciplinados y los convierte en máquinas de combate, listas para manejar los rigores de la patrulla callejera. Ciertamente hay áreas específicas de los Cuerpos Policiales que deben manejar tumultos o realizar tareas especiales como irrupciones, para ellos deberá contarse con centros de Capacitación especializados.

Algunos detractores del modelo Militarizado incluso ven que las tradiciones Militarizadas se extienden mucho más allá de los Centros de Formación, y por ende puede verse a altos Oficiales de Policía comúnmente refiriéndose al Personal que patrulla las calles como "tropas", y a decir verdad, lo mismo sucede en Empresas Privadas o Corporaciones y distan mucho de considerarse Militares. Sin embargo, retomando el caso de USA, no es menos cierto que muchos Departamentos de Policía se han hecho eco del Programa 1033 del Departamento de Defensa de USA (DoD) por el cual se les proporciona equipo militar excedente, incluyendo vehículos blindados y lanzagranadas, entre otros.

Casi todos los Cuerpos Policiales han tenido su primigenia en las Fuerzas Armadas de su país. No solo ello, sino que con el devenir del tiempo han sido conformadas por ex Militares o Retirados de dichas Fuerzas. Los diversos Cuerpos Policiales adoptaron títulos de estilo militar, estructuras de rango y uniformes.  Un caso llamativo que puede relevarse en las Policías de USA es el camino desde el servicio militar hasta el de los Cuerpos Policiales, casi el  20 por ciento de los oficiales de policía son veteranos militares , aunque los veteranos representan solo el 6 por ciento de la población general.

Un caso local, ha sido la creación de la Policía Metropolitana (2010) y luego redenominada como Policía de la Ciudad de Buenos Aires (2016) en la Argentina, este cuerpo Policial en sus inicios se conformó en gran medida con integrantes de otros Cuerpos Policiales de diversas Jurisdicciones de la Argentina, pero lo que ha sido llamativo ha sido la alta taza de ingresantes provenientes de Fuerzas Armadas, personal de Cuadros (NCO) y Oficiales que solicitaban el Retiro o Baja para integrar este nuevo Cuerpo Policial. Creería que es un caso aislado en el contexto contemporáneo de la Argentina.

Muchas veces se tiende a creer que esto que sucede no se ha previsto, sin embargo como bien encontraremos en el Antiguo Testamento ….. y nada hay nuevo debajo del sol. Eclesiastés 1:9, tal es así que ya en 1878 había sido aprobada la Ley Posse Comitatus, por la cual se impide al Personal Militar de las Fuerzas Armadas de USA y a las unidades de la Guardia Nacional (cuando éstas se encuentran bajo mando Federal) tener autoridad de ley y orden dentro de USA, excepto cuando estén expresamente autorizadas por la Constitución o por el Congreso.

RETOS A AFRONTAR

En la mayoría de los casos de las reformas policiales se han dado o por razón de los altos niveles de corrupción o por los abusos policiales que en algunos casos terminan en los llamados casos de gatillo fácil. En cualquiera de los dos casos, lo cierto es que tienden a generar una oportunidad para una verdadera reforma policial. Los Estados deberían deshacerse de los enfoques Militarizados de la Policía. Eso significa ir más allá de las críticas superficiales de la "militarización policial", la mayoría de las cuales se centran estrechamente en programas que permiten la adquisición de equipamiento Militar, y con ello no quiere decir que no deban tenerlo aquellas unidades que sí lo necesitan, pero tampoco es menos cierto que el esfuerzo mayor de los Cuerpos Policiales está en prevenir el delito y trabajar en la investigación para esclarecer delitos y creo que el lector acordará que en ello no hay necesidades de tener ni Vehículos Blindados anti minas o Fusiles calibre .50., sino más bien analizar aspectos más sutiles y más arraigados de la cultura policial.

El inicio de todo se da en los Centros de Formación, es importantísimo que cualquier reforma o actualización tenga su eje en la Formación de los futuros integrantes del Cuerpo Policial, y para ello es importante trabajar sobre todo el ciclo de vida del personal, su Formación ha de ser el primer y mas importantes vinculo con la estructura Policial, allí no solo aprenderá su nueva profesión sino que se embeberá de toda la cultura Policial, de lo que se espera de él como un futuro Servidor Público encargado de hacer cumplir la Ley, luego habrá que acompañarlo en su Capacitación donde deberá realizar allí su especialización como así también los continuos planes de actualización profesional para finalmente transitar desde su egreso hasta su retiro por los procesos de reentrenamiento y validación de sus aptitudes profesionales. Si el proceso no inicia en la Formación y con un claro consenso solo será gatopardismo (todo cambia para que nada cambie).

No solo es vital contar con una verdadera voluntad Política para el cambio, sino que es esencial contar con líderes policiales disruptivos que cuestionen el valor de los Centros de Formación Militarizados, sin dejar de lado lo necesario. Un ejemplo de esto ha sido la ex sheriff del condado de King Sue Rahr, ahora jefe de la Comisión de Capacitación en Justicia Criminal del estado de Washington, ha sido pionera en un enfoque de capacitación en la academia centrado en una visión de la policía como  guardianes, no guerreros. 

Una sociedad diversa y democrática necesita oficiales de policía que se involucren cuidadosamente con la problemática historia de su profesión y valoren las interacciones significativas y equitativas con los miembros de las comunidades a las que sirven. Las reminiscencias de los modelos Militares deberán ser cuidadosamente revaluadas a la luz de los resultados que han arrojado a lo largo de la historia.

Las ideas fuerza o claves para una policía que desea sustentarse en el tiempo, ser un modelo institucional socialmente para los próximos tiempos, sería:
  • Mayor especialización
  • Centralización de grandes recursos técnicos y administrativos
  • Descentralización y especialización operativa
  • Fortalecer los procesos de selección para incorporaciones
  • Fortalecer y actualizar los programas de formación, capacitación y reentrenamiento
  • Fuerte apuesta al factor tecnológico
  • Fortalecer las áreas de análisis criminal e investigaciones
  • Incrementar los procesos de transparencia y controles internos
  • Rendición de cuentas
  • Participación ciudadana


Finalmente, y a modo de idea fuerza:

No podemos aplicar una respuesta táctica sostenida en el tiempo a un problema que es de orden estratégico, de hacerlo se termina con los resultados de siempre, no se mejora a la Policía ni se soluciona el problema de fondo que es la inseguridad.

SDG

1 comentario:

  1. Creo, el autor de la nota debería estudiar algo de educación, como ciencia digo. Porque al tener conceptos erróneos, invalida parte de su artículo, que además de ser copia en parte - los modelos de policías, también es falso en su diagnóstico sobre la policía de Minneapolis, que es un cuerpo civil. Y en EE UU no hay un debate sobre la militarización de las policías... El régimen es federal, si bien el presidente emitió una directiva, cada estado hará lo considere su propia legislatura.

    ResponderEliminar

Copyright 2008 - 2020: CXO Community - Todos los derechos reservados. Imágenes del tema de enot-poloskun. Con tecnología de Blogger.