Header Ads

El futuro del eCommerce, el quiebre de la clásica cadena de valor


El futuro del eCommerce, el quiebre de la clásica cadena de valor
Prácticamente todos los productos y servicios pueden pasar por la digitalización de la experiencia. A diferencia del marketing tradicional (producto, precio, distribución y comunicación) la calidad de la experiencia estará determinada por la plataforma de eCommerce.
Si bien hoy el comercio físico es 10 veces más relevante que el Online (en volumen de transacciones) a nivel mundial esta distancia se está acortando de manera exponencial y, de cara al futuro, la división entre comercio físico y digital será cada vez más difusa. Lejos de dividirse entre offline vs Online, se buscará la evolución hacia un comercio integrado u omnicanalidad.
En este contexto, Nicolás Gore, Director Comercial de Lyracons, agencia de desarrollo de eCommerce, analiza: “Esta digitalización cambió las reglas del juego de los negocios. Antes quién tenía la mercadería en stock, tenía el poder de negociación, hoy en día se invirtió la cadena de valor ya que la clave está puesta en el tráfico que ingresa a comprar en un espacio infinito. Además, no hay costo de almacenamiento porque está almacenando otra empresa”.
Todos conviven en el ecosistema: un Marketplace, Amazon, Alibaba, Mercado Libre o un blog con mucho tráfico. Sumado a que las empresas pueden vender directamente poniendo una tienda online. Tanto B2B como B2C de forma indistinta. Para llevarlo a un ejemplo, un individuo estaría a un click de comprar verduras a un productor independiente, a una verdulería, comprar verduras en un supermercado, comprar en Mercado Libre, o comprar en el mercado central. Por este motivo los Marketplaces comenzaron a sumar otros servicios para cubrir más necesidades: compran y venden de forma directa y compiten con el fabricante que promociona el mismo producto en la plataforma. Su valor es que el consumidor confía en la marca que le da seguridad de, por ejemplo: tiempo de entrega.
Si se observa la región de habla hispana, Argentina es uno de los países con mayor crecimiento en términos de comercio electrónico. Este fenómeno se traduce en cantidad de empresas que incluyen el eCommerce o bien basan sus negocios en esto, el volumen de gente que adquiere productos y servicios a través de este canal, los empleados, la profesionalización del ecosistema y la madurez e iniciativas de la Cámara de Comercio Electrónico (CACE). Sin embargo, le falta crecer en volumen de las transacciones (en dólares) para consolidarse en una posición de liderazgo y mostrar todo su potencial.
El eCommerce cuando se realiza en un ecosistema B2B tiene reglas de negocio muy distintas al que tiene el comercio electrónico en el B2C. En general tiene un catálogo cerrado, precio diferenciado por cliente, se vende a crédito, el cliente está previamente registrado y es conocido por el vendedor, además suele haber una interacción relevante por parte de la fuerza de ventas con el cliente en la transacción incluyendo una negociación de precios y tipos de promociones muy específicos. Estas características hacen que la plataforma de eCommerce en la que se lleva a cabo esta interacción sea compleja a nivel de desarrollo e implementación de dichas reglas de negocio, así como las interacciones con diferentes áreas de la compañía y los usuarios.
Prácticamente todos los productos y servicios pueden pasar por la digitalización de la experiencia o de la transacción. El eCommerce agrupa los que terminan en una compra de un producto o servicio. Para analizar la calidad de la experiencia habrá que entender la sumatoria de varios factores como la calidad del Marketplace (dependerá de la complejidad de la plataforma), la forma de pago, el tiempo de entrega (cuánto tardó en llegar), el precio (si fue el adecuado) y el producto (si cumplió lo que prometió, la calidad era la esperada).

No hay comentarios.

Copyright 2008 - 2020: CXO Community - Todos los derechos reservados. Imágenes del tema de enot-poloskun. Con tecnología de Blogger.