Header Ads

¿Cómo mejorar la Seguridad Ciudadana?

Por César Ortíz Anderson

Hay temas como el de la Seguridad Ciudadana que con una buena propuesta cambiarán el mapa de las intenciones de voto para la Presidencia de la República.

Está claro que lo principal es la voluntad política para iniciar profundas reformas tanto en las Instituciones de Seguridad Pública como de Justicia incluyendo nuestro Sistema Penitenciario, pero los ciudadanos quieren escuchar el Qué, Cómo y Cuándo lo harán, por ello me permito algunas sugerencias.

Fortalecer y Modernizar el actual modelo policial


  1. Sostengo que más que cantidad debemos buscar calidad en cuanto a los recursos humanos, en una institución como la policía, deben contar con el entrenamiento y capacitación adecuado, deben tener un equipamiento moderno y un incremento en sus sueldos.
  2. Contar con  un Plan Integral de modernización de las infraestructuras y medios, el objetivo principal será el de  mejorar las comisarías, que son el rostro de la Institución  para la atención a los ciudadanos, hoy los comisarios deben gerenciar sus comisarias.
  3. Revisar el actual despliegue policial, poniendo énfasis en la supervisión y control del personal y de sus recursos como el de la gasolina.
  4. Se debe garantizar el despliegue de la Policía Nacional por todo el territorio nacional, creando comisarias en todas aquellas poblaciones de más de 5.000 habitantes y convirtiendo la comisaria en el núcleo fundamental de servicios de seguridad.
  5. Impulsar que un mayor número de policías realice tareas operativas y que sean otros funcionarios los que realicen las tareas administrativas o se tercericen determinados servicios de apoyo.
  6. Desarrollar un Plan Nacional Tecnológico de Seguridad que asegure que nuestro país disponga de la tecnología más avanzada en materia de seguridad y de los medios más apropiados para la investigación policial científica.
  7. Incrementar en el Código Penal las penas correspondientes a los delitos de atentado, resistencia y desobediencia, cometidos contra los policías.
  8. Combatir sin concesiones la Criminalidad
  9. Recuperar la presencia de la policía en las calles, los barrios, las zonas comerciales, las zonas turísticas, las urbanizaciones, el ámbito rural, en todos los ámbitos en general, que la ciudadanía note el cambio y sienta la presencia de la autoridad.
  10. Elaborar diseños de seguridad integral/preventiva, barrio a barrio, con especial incidencia en las zonas más conflictivas, detectadas como zonas de riesgo.
  11. Prestar especial atención a la disuasión y prevención del delito.
  12. Dar mayor protección a los servicios de transporte público y establecimientos en general.
  13. Crear un Plan Global de Lucha contra las Redes Organizadas, que potencie la investigación y conecte la lucha contra las organizaciones delictivas y  el narcotráfico.
  14. Incrementar la capacidad policial de reacción inmediata ante las actuaciones criminales, especialmente en las calles y, concretamente, en los planes de seguridad para el comercio y el turismo así como en la protección de las víctimas de la violencia de género.
  15. Contra la violencia de género
  16. Incrementar el número de policías dedicados exclusivamente a la violencia de género, especialmente formados para estas tareas y en comunicación directa, permanente y personalizada con las víctimas actuales o potenciales.
  17. Incrementar o implementar el número de Juzgados especializados en violencia de género, dotándolos de los medios necesarios para garantizar su funcionamiento.
  18. El consumo de alcohol y drogas dejarán de ser atenuantes en los casos de violencia de género.
  19. Proteger a nuestros jóvenes
  20. Elaborar y desarrollar un Plan de Prevención de la Delincuencia Juvenil.
  21. Elaborar y ejecutar Planes de Seguridad de los Centros Escolares y poner en funcionamiento un teléfono de atención al menor ante situaciones de acoso escolar.
  22. Elaborar planes de seguridad que prevengan de forma efectiva el consumo de alcohol y drogas en los centros educativos y en su entorno, así como en los lugares de ocio de los jóvenes.
  23. Reformar el código penal para mejorar la lucha contra el crimen
  24. Modificar el Código Penal de forma que los actos cometidos por las bandas de delincuentes se encuentren debidamente tipificados y adecuadamente  castigados, especialmente en el caso del secuestro exprés, que debe ser adecuadamente descrito y castigado.
  25. Incrementar las penas correspondientes a los delitos de robo, buscando así mayor protección frente a los robos no violentos en vivienda o vehículos.    Introducir un capítulo específico de delitos contra la libertad sexual sobre menores, pero  estableciendo una penalidad más agravada, a la que ya existe.
  26. Asegurar el cumplimiento efectivo de las penas en los delitos de especial gravedad, de delincuencia organizada y de agresiones sexuales.
  27. Revisar las penas e introducir medidas de seguridad que permitan el control y la prevención del riesgo que entraña la puesta en libertad de delincuentes patológicos con pronóstico elevado de reincidencia una vez cumplida la condena.
  28. Reforma de la Ley de Responsabilidad penal de los menores
  29. Evaluar el  rebajar la edad penal en supuestos de especial gravedad o multireincidencia.
  30. Aumentar las penas de internamiento, para delitos agravados.
  31. Régimen Penitenciario
  32. Dotar a la Administración penitenciaria del personal y de las infraestructuras necesarias para hacer frente al incremento de la población reclusa, construyendo y equipando nuevos centros penitenciarios y centros de inserción social, incorporando los funcionarios suficientes para atenderlos y revisando su estatuto profesional y retributivo y sus condiciones de trabajo.
  33. Modificar la Ley General Penitenciaria y su Reglamento, revisando, entre otras, las condiciones existentes para alcanzar algún beneficio penitenciario,  el régimen interior de algunos presos, especialmente de los narcotraficantes y  aquellos con delitos violentos, revisar el cumplimiento de la pena por los reclusos extranjeros en sus países de origen.

Estas son algunas de las muchos cambios que se tendrían que realizar para empezar a reducir el número y frecuencia de los delitos en Perú, mientras tanto la población en general debe de tomar conciencia que el riesgo ciudadano se ha incrementado y que debemos asumir una cultura de seguridad ciudadana como norma de vida, sobretodo por que la respuesta de la seguridad pública y la justicia no son las adecuadas, muchos ciudadanos continúan cometiendo errores en su seguridad, cayendo muchas veces en el fenómeno de la falsa sensación de seguridad, que será materia de otro articulo, a continuación un cuadro que lo hará reflexionar.




No hay comentarios.

Copyright 2008 - 2016: CXO Community - Todos los derechos reservados. Imágenes del tema de enot-poloskun. Con tecnología de Blogger.