Header Ads

Todo marinero necesita un hacker: Cómo convertirse en un Cyber Warrior Navy? @uliman73



Nadie dijo que la Ciberguerra iba a ser fácil, de hecho, cada vez que hubo cambios o evoluciones en la forma de hacer guerra, los mismos trajeron algo más que un dolor de cabeza. Ya sea cuando aparecieron los arcos largos o cuando comenzó a usarse a la aviación, el campo de batalla mutó, se transformó y hasta que llegó a ser eficiente y eficaz generó múltiples interrogantes y dificultades. Algo de ello he dejado plasmado en el artículo que escribí “La Guerra EN Ciberdefensa” cuando refería al empleo de la Aviación Naval vs los Superdestructores dentro del alto mando de la Flota Imperial Japonesa durante la WW2.

Las Flotas hoy día ya se encuentran bajo amenaza, al igual que durante la WW2 los submarinos eran la principal amenaza, podríamos decir que los ciberataques hoy son una amenaza creciente. Ha habido varios ataques, pero los mas significativo, al menos para mí, es el hecho de un informe de la US Navy, que indicaría que los Buques de Transporte de Despliegue Rápido (EFP, Expeditionary Fast Trasnport), pueden ser vulnerable a piratas informáticos y no están alcanzando logros clave en el desempeño, incluidos algunos relacionados con la ciberseguridad de los sistemas del buque.

Estos Buques EFP, son del estilo de embarcaciones tipo catamarán de aluminio, que están diseñados para desplegar y/o movilizar rápidamente tropas y suministros, sin embargo y según un informe de abril de 2018 del Inspector General del Departamento de Defensa “carecen de la capacidad de asegurar los sistemas de control a bordo de los buques”.


"Las vulnerabilidades de ciberseguridad podrían llevar a que los piratas informáticos deshabiliten o tomen el control de los sistemas, impidiendo que la embarcación EFP lleve a cabo sus misiones", dijo el informe. Según una instrucción de ciberseguridad del DoD, si la gestión del riesgo de ciberseguridad no se aborda adecuadamente durante las fases de inicio, desarrollo y adquisición del ciclo de vida del desarrollo del sistema, estas tareas se realizarán más adelante en el ciclo de vida y serán más costosas y lentas. para implementar."

El informe también destacó 14 deficiencias no resueltas de control de aseguramiento de la información relacionadas con "la disponibilidad, integridad, autenticidad y confidencialidad de los intercambios de información".

Según el Inspector General, el Comando de Sistemas de Guerra Espaciales y Navales corrigió 11 deficiencias de control de aseguramiento de la información identificadas durante la prueba operacional inicial y la evaluación operativa de seguimiento, que se confirmaron como corregidas.

La otra cara de esta moneda surge del personal. Como ya hemos dicho la mejor tecnología o equipo a fin de cuentas siempre va a requerir contar con un especialista humano que defina cursos de acción, esa creatividad humana aún no es superada. Con esto traigo a la palestra el tema de los ciberguerreros, para ellos arán falta cibersoldados, cibersargentos y claro esta cibercapitanes también.

Esta es una problemática de todas las armas y ejércitos del mundo. Esta claro que en las potencias mundiales este tema está en la agenda del día. Tal es así que el caso mas latente y vigente es el de la US Navy, que tiene intenciones de reclutar Oficiales Jefes y Suboficiales en forma directa sin que los mismos ingresen por sus respectivas escuelas de formación como serían la Escuela Naval Militar o la Escuela de Suboficiales.

Es un movimiento que la Armada le ha estado pidiendo al Congreso en los últimos dos años, para que permita, específicamente agregar expertos cibernéticos de alto grado para expandir las capacidades uniformadas de ciberguerra

Aunque no es un trato hecho, la movida ha superado su primer obstáculo en el proceso de aprobación y fue anunciada por el Subcomité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes como una de sus propuestas de personal incluida en el último aumento de la Ley de Autorización de Defensa Nacional del año fiscal 2019.

A pesar de estar en las filas, estos Oficiales no estarán al mando de buques de Guerra. En cambio, los habilidosos ingenieros de software cumplirán el papel fundamental de garantizar la capacidad de la Flota y la US Navy para luchar y librar una guerra cibernética, tanto en ataque como en defensa.

La US Navy no solo está compitiendo con las empresas de Silicon Valley por estas habilidades, dijo el Vicealmirante Robert P. Burk, sino con el resto del gobierno, donde ya existe un programa que puede pagar a los empleados con estas habilidades sustancialmente más. En Silicon Valley, estas personas con estas habilidades tienen un sueldo anual de más de u$s $ 100,000, claramente superior a lo que podría cobrar un joven Oficial y personal de cuadro inferior. En los organismos de gobierno no militares de USA se da la situación en la que existe un programa de compensación cibernética para los civiles, que permite de esa forma al Gobierno pagar un plus y acercar el valor del pago a lo que se cobra en Silicon Valley. Por lo que el Jefe de Personal de la US Navy, esta tratando de conseguir similares premisas para los uniformados.

Además, la propuesta de ley no limitaría estas incorporaciones directas exclusivamente al campo de la ciberguerra, sino que la misma se está reescribiendo para dar mayor amplitud a las necesidades futuras. Las Autoridades de la US Navy quieren que esta autoridad ampliada cubra las necesidades críticas en los campos profesionales existentes y que creen nuevas capacidades rápidamente.


Batalla por el talento

Esta iniciativa es parte del polémico plan militar para reclutar expertos a mitad de carrera para áreas en crecimiento como los es ciberguerra, donde las Fuerzas Armadas quieren aumentar las capacidades de sus tropas rápidamente, reclutando operadores experimentados del sector privado.

"En este momento, en el que estamos enfocados es en la comunidad cibernética porque esa es la necesidad inmediata", dijo Burke. "Pero queremos esta autoridad para que podamos usarla donde surjan esas necesidades, porque queremos ser receptivos cuando surja la necesidad, no queremos comenzar a escribir la política en el momento en que descubramos que la necesitamos".

Los poderes de incorporar personal en forma directa se centran en la Fuerza Cibernética de la US Navy. Pero en el futuro previsible, los funcionarios dicen que no serán utilizados por cubrir cargos de Oficiales de Comando Ejecutivo, es decir los que dirigen las fuerzas de combate de la US Navy.

Las incorporaciones directas son comunes para algunas especialidades médicas, del derecho, capellanes, inteligencia e ingenieros civiles, pero por lo general solo a nivel de lo que sería un Oficial Subalterno.

Por otro lado, la Reserva de la US Navy tiene un programa activo y exitoso de Oficiales de comisión directa que contrata Oficiales directamente de la calle. Por ejemplo, asuntos públicos, inteligencia y tareas de ingeniería son todas especialidades.

Si bien estas medidas parecen innovadoras, lo cierto es que ya desde la WW2 se vienen empleando, los famosos ingenieros navales, los Seabees, construyeron las instalaciones necesarias para la campaña de salto de isla contra Japón durante la Segunda Guerra Mundial, como las pistas aéreas en la zona de pacífico. Muchos de estos batallones de Seabees estaban formados por trabajadores de la construcción que ingresaban con salarios superiores.

Desafíos

Por cierto, que en el mundo de la Ciberguerra los desafíos son muchos y variopintos. En la medida que los Buques de Guerra, Tanques, Aviones, Centros de Información y Combate (CIC) o los C2 poseen más electrónica enlazada y conectada, y empleen plataformas y sistemas informatizados, cuanto mayor será la exposición al riesgo de ser hackeados o expuestos a un ciberataque.

En las grandes potencias ya se encuentran trabajando para que todo su equipamiento cuente con fases de revisión y estandarizaciones en materia de ciberseguridad, para asegurarse que en medio de la batalla no pierdan capacidad operativa, muestra de ello surge con lo expuesto en este artículo sobre los EFP. Asimismo, hay toda una doctrina detrás de la industria, para asegurarse que las empresas contratistas también cumplan con los estándares de ciberseguridad que disponen los diferentes Organismos de Gobierno.

Asegurar las plataformas de combate será tan vital como preparar las armas cibernéticas para lograr así una victoria en este nuevo escenario de batalla.

En cuanto al recurso mas valioso, el mismo sigue siendo el humano. Así como en su momento era más fácil y rápido construir un avión de combate Spitfire durante la WW2 en contra parte formar y entrenar un piloto de combate era lo mas arduo y lento. Hoy día en el 5to dominio de la guerra sucede algo similar, pero en mayor medida. Las Fuerzas Armadas no se prepararon para este escenario, por lo que no se cuenta entre las filas de los uniformados con batallones de ciberguerreros listos a enfrentar la batalla.

Algunos expertos advierten que podría tomar una década o más para poder formar y crear sus propios ciberguerreros, en el mundo del ciberespacio eso es una eternidad. Razón por la cual tanto las Fuerzas Armadas como los Organismos de Gobierno han salido a buscar personal dentro del ámbito civil, donde aparece una puja entre servicios a la Patria y ganancias personales. Muchos Organismos tomaron el camino de los contratistas privados con aciertos y fracasos como el caso de los contratistas Snowden y Martin III, solo por referir algunos.


Lo cierto es que las Fuerzas Armadas, mas allá de contratistas o no, necesitan contar con tropas propias, Oficiales y Suboficiales que sean parte medular de la maquinaria de guerra, pero también es cierto que no pueden esperar 10 años a formar y capacitar a ese personal, por lo que las opciones de los cuerpos de Reserva y las incorporaciones directas parece de momento ser una manera justa de acomodar esta demanda, sin olvidar que a la par hay que formar la especialidad de Ciberguerra, así como existe la Infantería, Ingenieros, Comunicaciones y Caballería entre otros, es inexorable la conformación del arma o especialidad de Ciberguerra, donde sus Oficiales y Suboficiales hagan su carrera.

La ciberguerra es un hecho y realidad innegable del campo de batalla, es tema de agenda mundial, por ello es menester tomar el toro por las astas y comenzar a formar doctrina al respecto y no solo crear áreas vaciadas de contenido. El esfuerzo de guerra en el ciberespacio mas que nunca encontrará unido a las Fuerzas Armadas, Gobiernos, Industria y Universidades, no comprenderlo de esta forma es una garantía de fracaso.


No dejen de visitar mi sitio web: www.uliseskandiko.com

No hay comentarios.

Copyright 2008 - 2016: CXO Community - Todos los derechos reservados. Imágenes del tema de enot-poloskun. Con tecnología de Blogger.