Header Ads

CIBERDEFENSA Y LA DELGADA ZONA GRIS @ULIMAN73




Allá por el año 2014, cuando Rusia invadió Ucrania, las tropas rusas de asalto y ocupación eran conocidos como “los hombrecitos verdes”, esto porque los soldados vestían unos uniformes verdes genéricos que carecían de cualquier tipo de insignia oficial. Esta particular y complicada situación permitió al Kremlin distanciarse del conflicto y, a su vez, obstaculizar las represalias internacionales por su intervención.

Ese conflicto es un claro ejemplo de lo que se conoce como “Zona Gris”, es un término empleado para referir acciones competitivas que se manifiestan por debajo del umbral de un conflicto. Claro está que esto no es un fenómeno nuevo, pero lo destacable es que este tipo de acciones han aumentado significativamente en lo últimos años, lo que aumenta el espectro del conflicto.

Esta situación, de aumento significativo, se da principalmente por la amplia disponibilidad de tecnologías comerciales para los ejércitos y los grupos no estatales, las que ofrecen amplias oportunidades para que dichos actores realicen acciones por debajo del umbral de la guerra y en el proceso escalar las oportunidades para ir a un conflicto más tradicional.

--- Google Ad ---

---

Ahora bien, imagine la ubicuidad del ciberespacio y las vulnerabilidades aparentemente interminables que augura; o piense en drones baratos que permiten a los insurgentes y separatistas tener sus propias mini fuerza aérea con capacidad de vigilancia y ataque; o de operar en interferencias en el mismo ciberespacio.

Un reconocido experto como Richard Anders (docente en National War College), escribió en la revista PRISM, “las operaciones de Zona Gris están diseñadas para que los adversarios logren sus objetivos sin provocar una respuesta”. Por su parte Jacquelyn Schneider (docente en Naval Warr College) refiere a estas operaciones como “el dilema del precio correcto”, en definitiva, todo termina siendo costo – beneficio.

Un ambiente cambiante

Las herramientas cibernéticas, los sistemas no tripulados e incluso para las grandes potencias los sistemas espaciales son más ampliamente utilizados en la actualidad y con frecuencia lo hacen de manera más agresiva.

Para algunos países existe la creencia que pueden sobrevolar legalmente sin inconveniente mientras se trate de aeronaves no tripuladas, tal es el caso que se sucede en las islas de Senkaku, China. Sin embargo, el gobierno de Xi Jinping no creo lo mismo y han dispuesto un sistema de contramedidas (proceden al derribo de los UAV) en resguardo de su espacio aéreo sobreaño, aunque tales medidas podrían parecer como el inicio de una escalada, lo cierto es que no ha habido represalias por esas acciones.

En el caso de la superpotencia de Estados Unidos de Norteamérica, muy probablemente se producirían represalias en caso de verse sometido a un ciberataque a una de sus infraestructuras críticas que afectara deliberadamente o inadvertidamente a sus ciudadanos.

Evitando el Conflicto directo

Ciertamente las herramientas cibernéticas han empoderado a los actores de la Zona Gris, ya que las mismas ofrecen una barrera de entrada inferior, no son fácilmente atribuibles y, por lo tanto, permiten que los oponentes alcancen sus objetivos a bajo costo.

La mayoría de los actores no quieren involucrar a las Grandes Potencias en un duelo cabeza a cabeza, por lo que intentan aprovechar las herramientas asimétricas en sus propios términos.



Está claro que una de las formas que esto toma forma o suele concretarse es a través del ciberespionaje. Un ejemplo de ello ya expuesto en artículos anteriores es el caso en el que se hackeo la Oficina de Administración de Personal de Estados Unidos, la que se cree fue perpetrado por China y que resultó en la pérdida de millones de registros personales confidenciales de empleados actuales y anteriores del Gobierno de USA. También podría tomar la forma de un programa de robo de propiedad intelectual de China que se he ejecutado princip’0almente pirateando compañías estadounidenses para el beneficio financiero de las empresas chinas.

Según algunos expertos como Lasnce Cottrell (jefe científico e Ntrepid) señala que el ciberespacio ofrece a los Estados e incluso a las organizaciones no estatales menos riesgo de una escalada de daño mayor, dado que la atribución en este espacio es difícil y, actualmente, no parece que las naciones estén dispuestas a responder a incidentes cibernéticos que no tienen ramificaciones físicas con contramedidas cinéticas.

Cada Estado es un mundo en sí y asume las consecuencias en diversas formas, los estados más expuestos por el amplio uso del ciberespacio o poseen una gran dependencia de infraestructuras digital, son más pasivos puesto que ante una escalada tienen mucho por perder en un conflicto cibernético.

--- Google Ad ---

---

Los nuevos desafíos

Lo que ha cambiado de los desafíos anteriores en la Zona Gris es la forma en que los Estados están dispuestos a defender sus intereses y las bajas que ello le causa. Según Scott Harold, Director Asociado del think tank RAND, indicó que un nuevo aspecto de la “coerción en la Zona Gris” es la amenaza de la fuerza para proteger y extender las fronteras soberanas, más en un ambiente del ciberespacio.

Hace cientos de años atrás, la noción de soberanía y las líneas definidas en un mapa para incorporar un conjunto de normas internacionalmente reconocidas realmente no existían. Pero hoy día ese es el concepto imperante, especialmente porque los países buscan formas de rediseñar sus fronteras con el máximo efecto y el mínimo riesgo posible.

Estas acciones se ven sin lugar a duras de la mano de la República Popular de China, la que en los últimos años se ha propuesta dejar claramente asentado o definido internacionalmente lo que es China. Esto se hace a través de operaciones de información, operaciones de influencia (fuertemente dadas a través del ciberespacio) y el establecimiento de Think Tanks en el exterior, todo signado en la era de la Post Verdad o lass Fake News.

Tratando de imitar a Robert D. Kaplan, en su libro “Retorno a la Antigüedad”, se puede apreciar que todo hecho o acto de la actualidad tiene su réplica en el pasado, por ello creo que las acciones llevadas adelante por China no son más que la ejecución de la estrategia de Sun Tzu en eso que llamó “la cima de la habilidad, ganar sin luchar”.

Como referíamos antes, los desafiantes conflictos de la Zona Gris se reducen a perspectivas e intereses. Cada uno ve en la perspectiva que le es propia, como un juego de ajedrez no solo se debe pensar en la movida propia sino en lo que el oponente piensa hacer en las próximas dos jugadas. Cuando en 2014 se produce la crisis en el este de Ucrania, cada uno de los contendientes (Estados Unidos, Rusia y Ucrania) interpretaron el conflicto de manera diferente.

Para Estados Unidos el dilema se acerca más a la Zona Blanca y se maneja mejor con sanciones económicas y presión diplomática, para Rusia se acerca más a la Zona Negra de guerra, lo que sugiere que la voluntad de actuar de manera más agresiva es apropiada. Su acción enfatiza la información y las líneas militares del poder nacional. Ucrania lo ve como una amenaza existencial a la soberanía de su Nación, justificando la movilización nacional, acciones enraizadas en las profundidades de la Zona Negra de una guerra potencial.

--- Google Ad ---

---

Endureciendo la Ciberseguridad en Defensa

Hace poco, el 6 de febrero de 2018, el Subsecretario del Departamento de Defesa de Estados Unidos (Patrick Shanahan) indicó que tanto el Pentágono y sus contratistas deben adoptar un enfoque más rígido e intransigente hacia la ciberseguridad, manifestando enfáticamente un cambio de filosofía en el que los márgenes de permisibilidad deberán ser menores.




Apuntando más hacia el sector de la industria privada, sugirió que los contratistas algún día podrían tener que verificar que sus productos sean ciberseguros. En su ponencia Shanahan dijo que la ciberseguridad es “fundamental para los negocios con el Departamento de Defensa”, y que esa condición de ciberseguro “se trata menos de una amenaza y más sobre, lo que llamo, una buena higiene”, finalmente indicó que quienes critican esas tácticas de líneas duras no pueden ser considerados amablemente por la historia.

Cuando se habla de endurecer la ciberseguridad en Defensa, se cree que esto es el resultado de un hecho particular, pero en realidad es un problema más de índole socio cultural. Hoy día todos usamos diversas aplicaciones que nos acompañan a lo largo del día desde un simple calendario hasta una aplicación de proyectos, y no hay que olvidar el reciente hecho sucedido con FitBit la aplicación de fitness empeladas por las tropas que terminando revelando información militar sensible.

Ya no se puede seguir creyendo que el ciberespacio es algo ajeno al mundo físico, desentenderse de ello es como querer pretender que el ciberespacio es como la tierra de nunca jamás (de la novela de Peter Pan), en ambos mundos (virtual y físico) habitan hombres con sus bondades y maldades.

Este endurecimiento ha de llegar inevitablemente a la Zona Gris del ciberespacio, así como parte de la guerra ya no se libra con bayonetas, tanques y misiles, las operaciones de Zona Gris emplean profusamente el ciberespacio para llevar adelante sus acciones.

En esencia nada ha cambiado, solo los medios para completar la misión y el ambiente donde las operaciones se llevan a cabo. Pero no comprender la dimensión del Ciberespacio en Defensa, es como dejar las puertas del castillo abierto y con el puente levadizo bajo.


Por si les interesa el tema les dejo unos links de otros artículos que tienen relación:

Ciberdefensa en Tiempo Real

Operaciones de Ciberinteligencia: Recolección de información

Ciberguerreros





No hay comentarios.

Copyright 2008 - 2016: CXO Community - Todos los derechos reservados. Imágenes del tema de enot-poloskun. Con tecnología de Blogger.