Para 2025 más del 95% de las nuevas cargas de trabajo digitales 💻 se implementarán en plataformas nativas de la nube

Se espera que en los próximos dos años casi la totalidad de las empresas utilicen plataformas nativas de la nube, frente al 30% había en 2021. Para lograrlo las organizaciones que aún trabajan en infraestructuras híbridas tendrán que aprovechar las capacidades inherentes dentro del entorno cloud, entendiendo ambos entornos y respondiendo a las necesidades por las que se debe avanzar en la transformación digital.



Si bien las definiciones de nube híbrida varían, en general se refieren al uso combinado de -al menos- una nube pública y una nube privada o infraestructura local. De esta forma, la nube híbrida moderna no es un producto, sino un modelo arquitectónico que destaca la portabilidad y la preparación de las cargas de trabajo en diferentes entornos.

Actualmente, la mayoría de las empresas están en una situación híbrida con respecto a su infraestructura de TI ya que manejan cargas de trabajo en sus centros de cómputos locales, y también en nubes públicas y privadas. Según el informe 2022 Global Hybrid Cloud Trends Report, el 82% de los líderes de TI adoptaron la nube híbrida. Este reporte define a esta última como la combinación de al menos dos nubes «que se administran de forma centralizada para la interoperabilidad y pueden incluir una nube privada local, privada alojada o pública / IaaS».

"El uso eficiente de infraestructuras públicas y privadas hace que el modelo de nube híbrida sea interoperable y permite a las organizaciones migrar a la nube en fases. Esta característica también agrega seguridad al modelo, ya que ciertos recursos pueden protegerse con firewall al permanecer en las propias instalaciones, como los registros de usuarios, por ejemplo." explicó Federico Zaballa, Regional Cloud Pre-sales & Architect Leader de BGH Tech Partner.

Aprovechar de manera eficiente el modelo de nube híbrida, radica en grandes beneficios para las las empresas ya que pueden reducir costos, obtener mayor confiabilidad, mejor flexibilidad del sistema y una más alta capacidad tanto para administrar como para compartir datos mientras se crea una mejor experiencia para el cliente final.

Nativo y no nativo

La expresión "nativo en la nube", por su parte, se refiere al modelo de software para crear, desplegar y administrar aplicaciones modernas en entornos de computación en la nube. Las tecnologías nativas en la nube admiten cambios rápidos y frecuentes en las aplicaciones sin afectar la prestación de servicios, lo que brinda ventajas a nivel de eficiencia, disponibilidad, costos y capacidad de innovación.

La consultora Gartner anticipa que para 2025 más del 95% de las nuevas cargas de trabajo digitales se implementarán en plataformas nativas de la nube, frente al 30% en 2021. El sentido de esta estrategia será aprovechar las capacidades inherentes dentro del entorno de la nube.

Realidad actual

"Más allá de estas previsiones, la realidad actual sigue siendo otra porque la mayoría de las empresas todavía no se manejan con entornos de TI 100% nativos de la nube. Como señalamos anteriormente, lo más común es que además de aprovechar algunos servicios que brindan los proveedores cloud, también operen con cargas de trabajo, sistemas y equipos alojados en sus propios centros de cómputos locales. Por ello, a la hora de elegir un socio estratégico que les ayude a evolucionar con su situación de TI, deberían elegir firmas especializadas que sepan trabajar con las distintas configuraciones y entornos." agregaron desde BGH Tech partner.

En este sentido, si una organización no es nativa de la nube, no debería ser tratada como tal. Lo ideal será que se asocie con gente que sepa manejar distintos ambientes de TI y pueda interpretar qué necesita la empresa y cuáles son los mejores pasos que puede dar para avanzar en su transformación digital para poder disfrutar de forma segura y transparente los beneficios y ventajas de la nube.

No hay comentarios.

Imágenes del tema de enot-poloskun. Con tecnología de Blogger.