Exponential Ventures For Global Problems


Empresas exponenciales para problemas globales

Es fácil concluir que vivimos en un mundo agridulce; por un lado, tenemos menos tragedias globales, pero por otro lado, estamos destruyendo el planeta con nuestras acciones, al grado que ya hay empresas que están pensando en cómo establecer vida en otro planeta.

Hace treinta años se llevó a cabo la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro, Brasil, que reunió a representantes de todos los países del mundo para abordar temas relacionados con el medio ambiente, la salud, los residuos, la biodiversidad y el desarrollo sostenible del planeta, así como cambio climático.

Esta conferencia mundial reunió a representantes de 179 países (políticos, diplomáticos, científicos, periodistas y representantes de ONG) para reconciliar el impacto de las actividades socioeconómicas en el medio ambiente, identificado como cambio climático.

El cambio climático es el efecto del crecimiento industrial y económico de diferentes países. la transformación económica, social y tecnológica se inició en la segunda mitad del siglo XVIII en Gran Bretaña, conocida como Revolución Industrial, que se extendió pocas décadas después a gran parte de Europa Occidental y América.

Este cambio trajo consigo las mayores transformaciones económicas, tecnológicas y sociales en la historia de la humanidad, pasando de una economía rural basada principalmente en la agricultura y el comercio a una economía urbana, industrializada y mecanizada. La Revolución Industrial marcó un punto de inflexión en la historia, modificando e influyendo de una forma u otra en todos los aspectos de la vida cotidiana.

Pero también trajo cambios a largo plazo en las temperaturas y los patrones climáticos; las actividades productivas del hombre eran el principal impulsor del cambio climático. Principalmente por la quema de combustibles fósiles que generan emisiones de gases de efecto invernadero que actúan como un manto alrededor de la Tierra, atrapando el calor del sol y elevando las temperaturas.

A lo largo de los años, las emisiones de gases de efecto invernadero han alcanzado niveles sin precedentes. Lo peor es que, a pesar de las cumbres y acuerdos internacionales, las emisiones siguen aumentando y ahora están en sus niveles más altos en cientos de años. Como resultado, el planeta es hoy alrededor de 1,1 grados centígrados más cálido que a fines del siglo XIX, siendo la década de 2011 a 2020 la temperatura más cálida registrada.

Los efectos del cambio

El cambio climático está causando que los glaciares se reduzcan, el hielo en los ríos y lagos se derrita prematuramente, los hábitats de plantas y animales cambien, los árboles florezcan antes, el nivel del mar aumente y las olas de calor se vuelvan más intensas. Pero eso es solo el comienzo: las temperaturas seguirán aumentando, las temporadas libres de heladas se alargarán, los cambios en los patrones de precipitaciones, más sequías, huracanes más intensos y el Ártico podría quedarse sin hielo. Sin mencionar que el cambio climático también puede afectar nuestra salud.

Para una mejor comprensión de lo que estamos hablando, revise los siguientes datos proporcionados por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) del Departamento de Comercio de EE. UU.:

  • Las temperaturas globales aumentaron aproximadamente 1,8 °F (1 °C) desde 1901 hasta 2020.
  • El aumento del nivel del mar se ha acelerado de 1,7 mm/año durante la mayor parte del siglo XX a 3,2 mm/año desde 1993.
  • Los glaciares se están reduciendo: el grosor promedio de 30 glaciares bien estudiados ha disminuido en más de 18 metros desde 1980.
  • El área cubierta por hielo marino en el Ártico al final del verano ha disminuido en un 40% desde 1979.
  • La cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera ha aumentado un 25 % desde 1958 y alrededor de un 40 % desde la Revolución Industrial.
  • La nieve se derrite antes en comparación con los promedios a largo plazo.

Los impactos del cambio climático en diferentes sectores de la sociedad están interrelacionados: la sequía puede dañar la producción de alimentos, afectar la disponibilidad de alimentos y limitar la productividad de los trabajadores. Además, los problemas de salud humana pueden aumentar la mortalidad; las inundaciones pueden causar la propagación de enfermedades y dañar los ecosistemas y la infraestructura.

También se producen cambios en los océanos, ya que absorben alrededor del 30% del dióxido de carbono liberado a la atmósfera por la quema de combustibles fósiles. Esto significa que el agua se está volviendo más ácida, afectando la vida marina. Como resultado, las áreas costeras corren un mayor riesgo de erosión y marejadas ciclónicas.

También se están produciendo cambios en los ecosistemas. Por ejemplo, el calentamiento de las aguas puede causar la decoloración de los corales, los huracanes más fuertes pueden destruir los arrecifes y el aumento del nivel del mar puede hacer que los corales sean asfixiados por los sedimentos. Los ecosistemas de arrecifes de coral son el hogar de miles de especies, que dependen de la salud de los arrecifes de coral para sobrevivir.

En una serie de informes de la ONU, miles de científicos y revisores gubernamentales acordaron que limitar el aumento de la temperatura global a no más de 1,5 grados C nos ayudaría a evitar los peores impactos climáticos y a mantener un clima habitable. Sin embargo, según los planes climáticos nacionales actuales, se proyecta que el calentamiento global alcance alrededor de 3,2 grados C para fines de siglo.

No todo está mal

Los periódicos impresos, la radio, la televisión y los sitios web están dominados por titulares de malas noticias. Nos bombardean con noticias negativas en todos los dispositivos, lo que distorsiona nuestra perspectiva del futuro e inhibe nuestra capacidad de impactar positivamente. ¿Por qué? La respuesta es que las malas noticias atraen más que las buenas.

Marc Trussler de la Universidad de Pensilvania y Stuart Soroka de la Universidad de California estudiaron el tipo de noticias que les gustaba leer a los participantes. La mayoría optó por noticias negativas o malas llamadas "sesgo de negatividad".

Explican que prestamos más atención a las malas noticias porque generalmente creemos que el mundo es más optimista de lo que es. "Cuando se trata de nuestras vidas, la mayoría de nosotros creemos que somos mejores que el promedio y esperamos que las cosas salgan bien al final. Esta agradable visión del mundo hace que una mala noticia sea más sorprendente y relevante", dijeron. explique.

Sin embargo, en su libro "Abundancia: el futuro es mejor de lo que piensas", el pionero de la innovación Peter H. Diamandis afirma que, en muchos sentidos, el mundo está mejorando sin ignorar o minimizar los principales problemas que aún enfrentamos en todo el mundo y nos invita a ver el mundo tal como es, un mundo que sigue mejorando.

En su libro, Diamandis expone algunas de las cosas buenas que hacen que el mundo sea mejor. La tasa anual de mortalidad por desastres naturales se ha ido desplomando durante el último siglo, gracias al impacto de las tecnologías exponenciales (satélites, sensores inteligentes, redes, aprendizaje automático), que, al proporcionar sistemas de alerta temprana, permiten a los humanos visualizar, predecir y modelizar catástrofes y actuar tanto para albergar como para anticipar la prestación de cualquier tipo de socorro en caso de catástrofe natural.

Los drones también han contribuido a cosas buenas que mejoran el mundo. En el caso de la agricultura, por ejemplo, en Bangalore, la capital del estado sureño indio de Karnataka y centro de la industria de alta tecnología, investigadores del Instituto Indio de Ciencias combaten la deforestación con drones equipados con cámaras que arrojan semillas en áreas de lo contrario no podrían explorar. Su objetivo es plantar 10,000 acres en la región.

Diamandis, al igual que el galardonado escritor científico Steven Kotler, ha documentado cómo el progreso en inteligencia artificial, robótica, computación infinita, redes de banda ancha, fabricación digital, nanomateriales, biología sintética y muchas otras tecnologías en crecimiento exponencial permitirán que la humanidad logre, en el próximo dos décadas, avances mucho más allá de los de los últimos 200 años que satisfarán y superarán las necesidades básicas de todos los hombres, mujeres y niños del planeta.


Full article OpenEXO
http://dlvr.it/STVRZ2

No hay comentarios.

Imágenes del tema de enot-poloskun. Con tecnología de Blogger.