Header Ads

ACTIVIDAD POLICIAL ORIENTADA POR LA INTELIGENCIA - Parte 4 Final @Uliman73




A lo largo de los últimos tres artículos que les he acercado, he ido profundizando sobre los diversos aspectos que cubren al ILP en la actividad policial, recorrimos las dimensiones tanto teóricas como las de carácter práctica al relevar y conocer modelos y procesos empleados tanto por las OSCE como por otras Policías.

En esta última entrega, y no por ser la última implica que se agota el tema del ILP, sino que simplemente trato de dar un cierre a esta etapa inicial, veremos en forma detallada tres modelos que he seleccionado del informe del OSCE, el primero será el modelo de la Policía de la República de Serbia, la que integró disposiciones legales específicas sobre ILP en una nueva Ley de Policía adoptada en 2016 la que desarrolló un Manual Nacional sobre ILP para los servicios de aplicación de la ley serbios; luego el modelo de Montenegro, cuya Policía a nivel Nacional describe el enfoque montenegrino para las evaluaciones de amenazas de la delincuencia grave y organizada; y finalmente dejo el modelo del ILP aplicado en la Policía Comunitaria.

República de Serbia: estructuras operativas y de inteligencia de ILP

El Ministerio del Interior de la República de Serbia decidió implementar el ILP en Serbia para mejorar la aplicación de la ley y llevar los resultados en la lucha contra el crimen y otras amenazas de seguridad a un nivel superior, así como para alinear el trabajo policial con los estándares, estructura, calidad y terminología de las Fuerzas Policiales en los países desarrollados de Europa y el mundo. A este respecto, Serbia adoptó una nueva Ley de policía en 2016, que define el ILP y proporciona instrucciones sobre cómo aplicarlo en la práctica policial serbia. En dicha ley, su artículo 34 trata sobre el “Modelo de Inteligencia Policial”:

“En el desempeño de las tareas policiales, la Policía aplicará el modelo de policía dirigido por inteligencia (ILP). La vigilancia basada en inteligencia es un modelo de gestión del trabajo policial basado en la inteligencia criminal. La inteligencia criminal es un conjunto de datos recopilados, evaluados, procesados ​​y analizados, como base para tomar decisiones informadas relacionadas con el desempeño de las tareas policiales. "Decreto sobre la promulgación de la Ley de policía". PR No. 1, Belgrado, 28 de enero de 2016.

La Ley de Policía de Serbia también define y aclara las funciones y responsabilidades de las diferentes estructuras y niveles policiales en la gestión de elementos clave del modelo ILP, incluido el desarrollo de una Evaluación Estratégica de Seguridad Pública, así como planes estratégicos y operativos, que definen las prioridades y objetivos del trabajo policial, basados ​​en la evaluación estratégica1.

Tras un estudio en profundidad de los modelos ILP desarrollados, como los modelos del Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Australia y Suecia, el Ministerio del Interior desarrolló un modelo ILP Serbio, que se adapta completamente a las especificidades del sistema policial en el República de Serbia. El modelo ILP serbio se describe en el Manual ILP nacional serbio2 e incluye los siguientes capítulos:
  • Estructura del modelo ILP en la República de Serbia
  • Liderazgo y dirección en niveles estratégicos y operativos
  • El proceso y las prácticas de inteligencia criminal
  • Trabajo de inteligencia criminal (planificación, recopilación, procesamiento, análisis y difusión de inteligencia)
  • Planificación del trabajo policial operativo (ejecutivo)
  • Seguridad y el modelo ILP
  • Empleados y Unidades responsables de Asuntos de Inteligencia Criminal
  • Desarrollo y capacitación del personal.
  • Sistemas de información y comunicación.
En el Manual de Serbia, el término "vigilancia policial basada en inteligencia" se refiere a un sistema y una metodología para gestionar la inteligencia criminal y el trabajo policial operativo planificado, en el que la inteligencia es la base para definir prioridades, objetivos estratégicos y operativos en la prevención y represión del delito. y otras amenazas de seguridad. También es la base para tomar decisiones apropiadas sobre el trabajo y las acciones de la policía operativa, la participación racional de los recursos humanos disponibles y la asignación de recursos materiales y técnicos.

El Ministerio del Interior de Serbia está implementando actualmente el modelo ILP en las prácticas policiales en Serbia. La Autoridad de Policía Sueca y la Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo han estado brindando apoyo a la Policía Serbia en el proceso de implementación desde el principio. Para diseñar el modelo ILP serbio descrito, se realizó un análisis de brechas para identificar actividades concretas que deben llevarse a cabo en las áreas de ajuste del marco legal, la estructura organizativa, el desarrollo de las capacidades humanas y de TI. Se han adoptado varios documentos reglamentarios relacionados con ILP. Se adoptó la Evaluación Estratégica de la Seguridad Pública que abarca un período de cinco años y el SOCTA nacional. También se han asignado recursos humanos encargados de implementar ILP.

El ILP serbio es un modelo diseñado para gestionar todo el trabajo policial, no solo el trabajo policial, centrándose en la prevención y represión del crimen organizado.

Las condiciones necesarias para el funcionamiento efectivo del modelo ILP, según el Ministerio del Interior de Serbia y el Manual de ILP serbio son:

  1. Dirección y Liderazgo: esta es una función clave del modelo que se establece a nivel estratégico y operativo y se realiza de acuerdo con una metodología y un sistema de responsabilidad establecidos.
  2. Proceso de inteligencia criminal sistematizado: el proceso completo de inteligencia criminal en la práctica debe estructurarse en subprocesos (tareas), funciones y actividades que estén conectadas entre sí o que se realicen al mismo tiempo.
  3. Estructura organizativa efectiva: las unidades organizativas y subunidades que se dedican a la inteligencia criminal y el trabajo policial operativo se establecen para ser compatibles con procesos y funciones definidos (procesos y funciones similares se realizan dentro de las mismas unidades organizativas).
  4. Fuentes de datos e información: todas las fuentes abiertas y cerradas disponibles deben identificarse y utilizarse de manera eficiente con el objetivo de recopilar datos e información.
  5. Centrarse en los problemas de seguridad más difíciles: se debe dar prioridad a la delincuencia organizada, la corrupción y otros perpetradores y delitos graves (organizadores y ejecutores).
  6. Productos de inteligencia criminal: de acuerdo con la metodología definida para el desempeño del trabajo de inteligencia criminal y los criterios de calidad definidos, la Unidad de Asuntos de Inteligencia Criminal produce productos de inteligencia criminal, que son un requisito previo para definir adecuadamente los objetivos, determinar las prioridades y la toma de decisiones. para la realización del trabajo policial.
  7. Marco legal: se debe definir un marco legal adecuado para que el ILP pueda operar con éxito.
  8. Recursos humanos: los agentes de policía deben ser especialmente seleccionados (de acuerdo con criterios y procedimientos especiales) y capacitados en el desempeño del trabajo de inteligencia criminal.
  9. Recursos técnicos: las bases de datos desarrolladas y la tecnología de la información, las instalaciones adecuadas, el equipo técnico y las herramientas son elementos necesarios del modelo ILP.
  10. El tiempo como recurso: Se necesita tiempo y paciencia para cambiar la cultura organizacional y la forma de trabajar.

Como se muestra en la Figura 1, el proceso de implementación de ILP consta de tres subprocesos, que representan el flujo de actividades en la forma del número ocho. Estos subprocesos son: (I) dirección y liderazgo (azul); (II) trabajo de inteligencia criminal (blanco); y (III) trabajo policial operativo planificado (rojo). El subproceso de nivel medio, liderazgo y dirección, desempeña un papel de gestión (dirección y coordinación) con respecto a los otros dos subprocesos. Primero, dentro del subproceso de liderazgo y dirección, los Mandos  competentes inician (solicitan) la implementación del trabajo de inteligencia criminal. Según sus tareas y solicitudes, se planifican y llevan a cabo actividades de inteligencia concretas, y los resultados presentan un informe. En segundo lugar, sobre la base de este informe, los Mandos competentes toman decisiones sobre la implementación del trabajo policial operativo planificado. Tercero, con base en estas decisiones, se planifican y llevan a cabo actividades policiales operativas concretas, seguidas de un informe de evaluación. El flujo descrito del proceso de inteligencia criminal (blanco) puede terminar después de un ciclo o repetirse (completado con nuevas adiciones) en varios ciclos, dependiendo de la tasa de éxito de la resolución de un delito en particular y en otras circunstancias.

Las estructuras organizativas del ILP Serbio dividen la toma de decisiones, el liderazgo, la dirección y la coordinación en tres niveles: Nacional, Regional y Local. En línea con los principios de ILP, cada nivel tiene su mecanismo de toma de decisiones basado en productos de inteligencia criminal estratégicos y operativos, incorporando así análisis y evaluaciones en toda la planificación y gestión de la aplicación de la ley:
  • El Grupo de Dirección Estratégica (SLG) a nivel nacional en la Dirección de Policía del Ministerio del Interior está presidido por el Director de la Policía Nacional de Serbia. Sus funciones y responsabilidades principales se dividen en las siguientes categorías: encargar o solicitar una evaluación estratégica de la seguridad pública y otros productos nacionales de inteligencia criminal; planificación estratégica, incluida la toma de decisiones y la asignación de recursos, basada en la evaluación estratégica y otros productos concretos de inteligencia criminal; y monitorear y verificar la implementación de los planes estratégicos.
  • La Policía Criminal del Grupo Operativo Líder a nivel Nacional (OLG CPG) está presidida por el Jefe de Policía Criminal, con las siguientes funciones principales: desarrollar un Plan Operativo Anual a nivel Nacional para la prevención y represión del delito, basado en los planes estratégicos del SLG; asignar recursos para objetivos clave del Plan Operativo Anual; y tareas / solicitudes y toma de decisiones basadas en productos concretos de inteligencia criminal en áreas de crimen grave y organizado.
  • Los Grupos Operativos principales a nivel Regional (OLG RPD) están presididos por cada uno de los 27 jefes de las direcciones regionales de policía, con las siguientes funciones principales: planificación operativa a nivel regional para la prevención y represión del delito, basada en planes estratégicos del SLG; asignación y coordinación de actividades operativas a nivel de RPD; toma de decisiones basada en productos concretos de inteligencia criminal a nivel regional; y evaluación de tareas, operaciones e investigaciones policiales regionales completadas.
  • Los Grupos Operativos principales a nivel Local / Estación (ORG PS) están compuestos por el Mando Superior de la Estación de Policía y presididos por los Comandantes de Estación. El ORG PS tiene las siguientes funciones principales: planificación operativa a nivel local / de estación para la prevención y represión del delito, basada en planes estratégicos del SLG, el Plan Operativo Anual OLG RPD y los productos de inteligencia criminal; toma de decisiones, tareas y coordinación a nivel local / estación de actividades operativas, incluida la investigación.
Además de ser un modelo para gestionar el trabajo policial operacional sobre la base de la inteligencia criminal, el modelo ILP también está destinado a integrar la gestión de calidad. En el Manual de ILP de Serbia, el término "calidad" se enfatiza en relación con el proceso de ILP, recursos humanos, capacitación, productos de inteligencia criminal, estándares y criterios de calidad, así como en relación con la relación entre el liderazgo estratégico y operativo y grupos de dirección, por un lado, y el servicio de análisis, por otro lado. Todo esto destaca que la calidad es reconocida como una característica importante del modelo ILP.

Montenegro: evaluaciones de amenazas graves y del crimen organizado

Siguiendo las recomendaciones establecidas en la Evaluación de Amenazas del Crimen Organizado y Serio de Montenegro (SOCTA MNE), una autoridad policial relevante decide sobre una lista de una serie de prioridades nacionales e interinstitucionales para combatir el crimen grave y organizado. Estas prioridades se reflejan en el establecimiento de tareas prioritarias específicas operativas e investigativas y la coordinación interinstitucional.

Como se explica en la Figura 2, SOCTA MNE cubre el período de cuatro años y es desarrollado por un equipo interinstitucional compuesto por representantes del sector de inteligencia y seguridad montenegrino.

Las prioridades de SOCTA MNE 2013-2017 incluyen las siguientes áreas:
  • Delitos graves contra la vida y el cuerpo generados como consecuencia de conflictos entre grupos delictivos organizados;
  • Terrorismo y extremismo religioso3, principalmente relacionados con la participación de ciudadanos montenegrinos en las Fuerzas Armadas extranjeras, así como con el fortalecimiento del extremismo religioso en el área de la península de los Balcanes;
  • Corrupción de alto nivel cometida por personas que tienen la condición de funcionarios públicos;
  • Tráfico de drogas, que es una actividad criminal dominante del mayor número de grupos delictivos organizados;
  • Usura, que se reconoce como un problema particular que resulta en la comisión de otros delitos penales graves;
  • Migración ilegal y trata de seres humanos, que se caracteriza por el abuso del procedimiento de asilo, así como la explotación laboral y sexual; y
  • Lavado de dinero e investigaciones financieras, que se reconoce como un medio eficaz en la lucha contra el crimen organizado.

 El Equipo Operativo Inter-Agencial Nacional4 es un grupo de trabajo para la lucha contra el crimen organizado y grave, establecido en 2015. El Equipo Operativo es un organismo de múltiples agencias, compuesto por representantes de las siguientes agencias:

• Ministerio de Justicia
• Policía
• Agencia de Seguridad Nacional
• Aduana
• Departamento de Ingresos Públicos
• Administración para la prevención del lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

El Equipo Operativo Inter-Agencial tiene las siguientes tareas:
  • Proponer prioridades nacionales en la lucha contra la delincuencia grave y organizada;
  • Proponer objetivos estratégicos y planes estratégicos plurianuales en la lucha contra la delincuencia grave y organizada;
  • Proponer un modelo de inteligencia nacional para establecer prioridades, gestionar y asignar tareas para abordar la delincuencia grave y organizada basada en la EMN de SOCTA;
  • Adoptar e implementar planes operativos anuales en la lucha contra la delincuencia grave y organizada, basados ​​en prioridades estratégicas establecidas;
  • Garantizar la cooperación entre agencias para llevar a cabo actividades particulares a nivel operativo en la lucha contra la delincuencia grave y organizada;
  • Considerar medidas para la implementación eficiente del Modelo Nacional de Inteligencia en el establecimiento de prioridades, la gestión y la asignación de tareas basadas en la EMN SOCTA;
  • Presentar informes trimestrales sobre su trabajo a la Oficina de Coordinación Operativa; y
  • Realizar otras tareas para dirigir actividades en la lucha contra la delincuencia grave y organizada.


Montenegro ha modificado ligeramente la metodología de evaluación canadiense RCMP Sleipnir, que se está utilizando para evaluar las amenazas de grupos delictivos organizados identificados y para comparar clasificaciones de amenazas entre grupos, así como para identificar vacíos de inteligencia que deben llenarse. La versión montenegrina modificada del modelo Sleipnir incluye 14 criterios de amenaza sujetos a evaluación.

Cerrando ideas con el ILP y Policía Comunitaria

La vigilancia comunitaria se centra en la resolución de problemas colectivos, la prevención del delito y la creación de confianza entre la Policía y las Comunidades a las que sirven. Las prácticas y principios de la Policía Comunitaria (PC) ayudan a establecer y fortalecer las alianzas entre la policía y el público, donde la policía, las agencias gubernamentales y las comunidades locales cooperan activamente para resolver problemas juntos y abordar las quejas de la comunidad5. El movimiento policial comunitario está anclado en la noción que una mayor participación comunitaria mejorará las operaciones policiales y el desempeño organizacional, así como la legitimidad policial a los ojos del público.

El enfoque específico de la policía comunitaria es aumentar y mejorar las relaciones entre la comunidad y la policía, e implica un cambio fundamental hacia la identificación de los problemas locales de delincuencia y desorden juntamente con la policía y, cuando sea posible, abordarlos y resolverlos conjuntamente. Se basa en la creencia que un enfoque más coordinado y colaborativo puede abordar los problemas actuales y prevenir los futuros. Este enfoque también implica trabajar de una manera más multidisciplinaria y con la posibilidad que otros socios, incluidos los Gobiernos Municipales, otras Agencias o Departamentos Gubernamentales o Asociaciones Comunitarias, participen en un programa.

La vigilancia comunitaria también puede conducir a comunicaciones mejores y más confiables con y desde el público. Aunque no se debe asignar a los oficiales de PC la tarea de reunir inteligencia, una mayor confianza puede representar una fuente invaluable de información y conciencia comunitaria para la policía. Esto tiene el potencial de convertirse en información valiosa para que la policía planifique y apunte sus operaciones contra el crimen y delitos graves, incluso el terrorismo de manera más efectiva y, por lo tanto, la PC y el ILP se apoyan directamente entre sí.

La PC ha tratado de ampliar los mandatos policiales desde un enfoque limitado de lucha contra el crimen e investigación hasta uno que se relacione más directamente con la comunidad para generar puntos de vista y preocupaciones de la comunidad a menudo sobre una amplia gama de temas: incluyen miedo al crimen, prevención del delito, desorden y otros problemas sociales y del vecindario. Los principios centrales reflejados en la PC incluyen un enfoque más orientado a los servicios, construido alrededor de los temas de 'visibilidad', 'accesibilidad' y 'familiaridad', con un enfoque particular en la resolución de problemas colectivos6. También proporciona los medios por los cuales la policía es capaz de comprometerse más efectivamente con el público, e identificar y resolver aquellos problemas que son prioridades del público7.

Según los principios clave de la PC, la policía debe:

• comprometerse, movilizarse y asociarse con las comunidades;
• escuchar las preocupaciones de las comunidades;
• participar en la resolución conjunta de problemas con la comunidad;
• ser visible y accesible al público;
• conocer al público y ser conocido por ellos;
• responder a las necesidades de las comunidades;
• respetar y proteger los derechos de todos los miembros de la comunidad; y
• ser responsables de sus acciones y el resultado de estas acciones8.

Como hemos visto en el inicio de esta saga, ILP se desarrolló para desafiar el modelo de vigilancia basado en la respuesta, dominante y tradicional. El ILP es un marco y enfoque de toma de decisiones gerenciales de arriba hacia abajo, y tiene implicaciones tanto para la organización de la policía como para su funcionamiento. Desde el punto de vista organizativo, a diferencia de la PC, que otorga a los agentes de policía individuales libertad considerable para desarrollar sus relaciones con las comunidades locales, ILP está necesariamente más centralizado. La recopilación sistemática y el análisis de datos e información proporcionan la base para decisiones gerenciales informadas.

El ILP y la PC son enfoques complementarios y de apoyo mutuo que aún tienen algunas características distintas con respecto a su orientación, enfoque jerárquico y los actores que toman decisiones, descritos en la Tabla que vemos a continuación donde se ve la comparación de las dimensiones clave de la vigilancia comunitaria y la vigilancia basada en inteligencia

Los criterios para el éxito y los beneficios esperados de ambos enfoques son similares, con el objetivo de:
  • Mayor efectividad policial basada en un mayor flujo de información;
  • Mayor seguridad y protección de la comunidad, lo que resulta en una mayor satisfacción pública.

La recopilación de inteligencia nunca debe ser el objetivo principal de la policía comunitaria, sino que puede ser un subproducto de la PC efectiva. Complementando y apoyando a ILP, la vigilancia comunitaria puede facilitar el intercambio de información entre el público y la policía al generar confianza pública en la policía y aumentar el número de oportunidades para la interacción entre el público y la policía.

A su vez, los esfuerzos de coordinación y tareas de ILP pueden fortalecer los efectos de la vigilancia comunitaria a través de los procesos de análisis de información y de sus estructuras jerárquicas. La naturaleza más positiva de la relación policía-ciudadano ahora promueve una transferencia de información más continua y confiable de uno a otro.

“La PC ha desarrollado habilidades en muchos agentes de la ley que apoyan directamente las nuevas responsabilidades de ILP: el enfoque científico para la resolución de problemas, el escaneo ambiental, las comunicaciones efectivas con el público, la reducción del miedo y la movilización de la comunidad para tratar los problemas se encuentran entre los atributos importantes que la PC  lleva a este desafío9 ".

Por lo tanto, existe la posibilidad de que los esfuerzos de vigilancia comunitaria sirvan como puerta de entrada de información local para prevenir y atacar todas las formas de delincuencia, incluidos el extremismo violento y el terrorismo. Al mismo tiempo, ILP puede ayudar a los funcionarios de la comunidad a identificar, priorizar y abordar problemas de interés público de manera más efectiva.

“La policía de vecindario debería actuar para generar información y esa información debería incorporarse y ayudar a impulsar el proceso del Modelo de Inteligencia Nacional. La orientación ha llamado la atención sobre cómo se puede generar información de las comunidades de diferentes maneras. Esto puede incluir las observaciones de miembros del público; información obtenida por los oficiales en el ejercicio de sus funciones dentro de barrios e información derivada de otros trabajadores del sector público, como docentes y médicos. Al hacerlo, se supone que aumenta el conocimiento del riesgo y la vulnerabilidad; mejorar las oportunidades de participación comunitaria; e incrementar la confianza de la comunidad. Además, como hemos visto, uno de los objetivos de la policía de vecindario ha sido identificar de manera proactiva y abordar los problemas delictivos que son prioridades para las comunidades locales. Los oficiales de policía deben ver estas prioridades como "inteligencia" e incorporarlas a los sistemas del Modelo de Inteligencia Nacional ". - Bullock (2013: 128-131).

El enfoque que brinda el uso de ILP es de amplio espectro, como vemos tanto en el uso de las acciones llevadas por la Policía Comunitaria, hasta los niveles estratégicos y nacionales empleados por el Reino Unido entre otros, no solo la Comunidad Europea se beneficia del uso de este modelo de Inteligencia, sino como vemos otros Estados no miembros también aplican sus bases, no siendo para el caso los Estados Unidos de Norteamérica una excepción, toda vez que su policías también se hacen eco del ILP.

Ciertamente resulta una herramienta estandarizada y probada que aplicada correctamente y ajustada a las necesidades locales de cada País trae resultados satisfactorios en la lucha contra la actividad criminal. Como siempre el eslabón más débil sobre el que se debe trabajar es el personal, por lo que la capacitación y reentrenamiento constante, junto a férreos controles de gestión son pilares necesarios para garantizar la consecución de logros aceptables.

SDG

www.uliseskandiko.com

Referencias
1 Ley Serbia de Policía (2016): Art. 24 (función y responsabilidades de la Dirección de Policía del Ministerio del Interior de Serbia); Art. 25 (principales tareas y actividades de los Departamentos de Policía).
2 Ministerio del Interior de la República de Serbia (2016).
3 La terminología de la OSCE es "extremismo violento".
4 Official Gazette of Montenegro. Law on Basis of the Intelligence and Security Sector of Montenegro. No. 28/14: Art 17.
5 OSCE (2008a: 89).
6 Innes, Martin. Por qué es difícil la vigilancia policial "blanda": sobre el curioso desarrollo de la vigilancia policial tranquilizadora, cómo se convirtió en vigilancia policial en el vecindario y qué significa esto sobre la política de reforma policial. Revista de psicología social aplicada de la comunidad, vol. 15, núm. 3 (2005: 156–169); y Quinton, Paul y Morris, Julia. "Vigilancia policial: el impacto del pilotaje y la implementación temprana de la nación". (Home Office Online Report, 01/2008)  [http://webarchive.nationalarchives.gov.uk/20110314171826/http://rds.homeoffice.gov. Reino Unido/
rds / pdfs08 / rdsolr0108.pdf] Consultado el 2 de junio de 2017.
7 Bullock (2013: 126-127).
8 OSCE, ODIHR / TNTD (2014: 76).
9 Carter (2009: 86-87).


No hay comentarios.

Copyright 2008 - 2016: CXO Community - Todos los derechos reservados. Imágenes del tema de enot-poloskun. Con tecnología de Blogger.