Header Ads

ACTIVIDAD POLICIAL ORIENTADA POR LA INTELIGENCIA (ILP) PARTE 2: haciendo camino en el mundo de la Inteligencia @Uliman73


En la entrega pasada iniciamos el recorrido sobre el modelo ILP empleado por la OSCE, sentamos algunas bases de trabajo, dimos algunos parámetros para dar inicio a la actividad, siempre teniendo claro y presente que no hay una plantilla a seguir sino mas bien algunos límites sobre los cuales trabajar y adaptar el modelo a las necesidades y particularidades de cada País en sus diversos niveles (Nacional, Provincial y Local) junto a su interacción transfronterizo.

En esta oportunidad quiero abordar algunos aspectos que hacen tanto al modelo de ILP como a la mayoría de las actividades de Inteligencia Criminal. Como muchos saben, considero que las actividades propias de la Seguridad Pública o Ciudadana que no cuentan con una estructura consolidada, profesional, firme y afianzada en los Derechos y Garantías de los ciudadanos, nunca podrán dar una verdadera respuesta técnica a los problemas de la seguridad en cualquiera de sus dimensiones.

Análisis y toma de decisiones.

Como exponía precedentemente, la Seguridad Pública o Ciudadana requiere inteligencia y planificación estratégica. Además de los mayores requisitos para mejorar la eficiencia de los recursos, la transparencia y la responsabilidad, una serie de factores de influencia externos y personales afectan a los tomadores de decisiones, como se presenta en la gráfica que vemos a continuación:
Gráfico Influencias externas y personales en los tomadores de decisiones Fuente: Ratcliffe (2016: 118).

Los tomadores de decisiones en materia de Seguridad Pública ó Ciudadana de la actualidad tienen que vivir con el hecho que una amplia gama de factores de influencia afecta su trabajo diario y sus decisiones clave. La gestión policial de calidad, incluida la toma de decisiones, requiere productos de análisis de calidad y analistas expertos que puedan ayudar a los Mandos medios y superiores a proporcionar informes personalizados. Como la mayoría de las decisiones en este ámbito afectan directamente la vida de las personas, y dado que todos los agentes de la ley son responsables de sus acciones1, la base de información para sus decisiones se vuelve especialmente importante. Estos hechos aún enfatizan la relevancia de ILP como marco de toma de decisiones gerenciales.

A pesar de que los analistas siempre deben construir sus hallazgos analíticos sobre una evaluación y evaluación neutrales, deben tener una idea del entorno del tomador de decisiones, incluidas las posibles restricciones legales, políticas, organizativas y financieras. Esto debe tenerse en cuenta al desarrollar y presentar recomendaciones. Es inútil que los analistas presenten recomendaciones que claramente no son aptas para los clientes o que están fuera de su alcance.

Niveles de mecanismos de Inteligencia Criminal

ILP requiere estructuras organizativas, procedimientos administrativos y de toma de decisiones y mecanismos de comunicación entre todos los niveles. Acá trataremos de ver mecanismos de inteligencia (unidades / departamentos / agencias) que apoyan la ejecución de ILP. Una de las tareas clave del mecanismo de Inteligencia Criminal de cada nivel es proporcionar a las estructuras de gestión un análisis y una evaluación para tomar decisiones informadas.

Mecanismo de Inteligencia Criminal local (a nivel de comisaría / estación policial)

El mecanismo de Inteligencia a nivel local abarca delitos, delincuentes y problemas de seguridad que afectan a la unidad básica de comando policial a nivel de la comunidad o comisaría / estación de policía. Dependiendo del tamaño y la estructura, cada nivel local debe tener una unidad de Inteligencia Criminal o un equipo responsable de todas las tareas de Inteligencia Criminal operativas relevantes en su nivel. Es evidente que esto se sujeta a las realidades de cada Institución Policial, es muy probable que a nivel Provincial no sea muy probable que cada Comisaría tenga una unidad de Inteligencia Criminal, pero si es las cabeceras Departamentales o Unidades Regionales. Sin perjuicio de la realidad de cada País, la unidad debe estar encabezada por un Oficial Jefe o Superior que ostente el mismo rango que los Jefes de las Unidades Operativas y de Investigación a nivel local (según corresponda Comisaría, Departamental, etc.).

La Inteligencia Criminal a nivel local apoya la planificación, las operaciones y las Investigaciones locales. Más específicamente:
  • apoya los servicios policiales operativos generales para abordar la delincuencia cotidiana y mantener la seguridad y el orden públicos a nivel local o de la Comisaría / Estación Policial;
  • brinda apoyo analítico a las investigaciones a nivel local de la Comisaría / Estación Policial;
  • proporciona registros policiales, bases de datos y procesos de Inteligencia Criminal con datos e información;
  • envía datos relevantes, información e inteligencia a los departamentos de Inteligencia Criminal Regionales y / o Nacionales para su posterior procesamiento;
  • realiza y presenta análisis y evaluaciones de riesgos para eventos locales; y
  • brinda apoyo analítico a la prevención del delito local.


Mecanismo de Inteligencia Criminal a nivel regional

En el modelo planteado por la OSCE, el área de Inteligencia Criminal Regional cubre las tareas que afectan a más de una unidad básica de comando policial. Como venimos viendo esto se sujeta a la realidad de cada País, donde puede suscitarse que en Estados de Sistemas Federales, el Nivel Nacional tenga Unidades propias a Nivel Provincial, es decir sus Regionales y que las Regionales de una Provincia sean Unidades que conglomeran a las Departamentales. En cualquiera de los casos que se plantee, las tareas y responsabilidades clave son la identificación de amenazas criminales regionales comunes, el intercambio de información apropiada y la provisión de capacidades y recursos para apoyar las actividades a nivel local y regional. La Unidad de Inteligencia Criminal Regional debe estar al mismo nivel y encabezada por el mismo rango que los jefes de operaciones e investigaciones regionales.

La Unidad (sea División, Departamento o Dirección) Regional de Inteligencia Criminal apoya a las unidades locales de Inteligencia Criminal a pedido. Su función principal es apoyar la planificación, las operaciones y las investigaciones a nivel regional. Más específicamente:
  • desarrolla e implementa planes anuales de Inteligencia Criminal Regional;
  • recopila sistemáticamente datos, información e inteligencia relevantes a nivel regional y los envía a una base de datos regional centralizada, accesible para la entidad de Inteligencia Criminal Centralizada (nivel Nacional) en cada país (en adelante haciendo referencia al modelo OSCE volvemos a emplear las siglas NCID -Departamento Nacional de Inteligencia Criminal-);
  • envía informes relevantes de datos, información e inteligencia a los niveles local y nacional;
  • realiza análisis estratégicos y evaluaciones para apoyar la toma de decisiones y la planificación de la gestión a nivel regional;
  • brinda apoyo a la prevención regional del delito; y
  • apoya investigaciones y operaciones contra la delincuencia regional y transfronteriza, incluida la delincuencia organizada transnacional.


Mecanismo de Inteligencia Criminal a nivel Nacional / Central

El NCID debe ubicarse dentro de la sede Nacional de Seguridad Pública o Ciudadana, para algunos Países el NCID estaría bajo la órbita del Ministerio de Seguridad o Secretaria de Seguridad, debería contar con un Director a nivel Nacional que sea responsable de todo el proceso de Inteligencia y la dicha Área debería integrarse con personal de las diversas Fuerzas Federales o Cuerpos Policiales según la realidad y modelo de Gobiernos de Cada País. Para el caso de la Argentina (mi País) esa responsabilidad recaería en lo que es la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal.

El papel principal del NCID, según el modelo OSCE es desarrollar informes de inteligencia para apoyar la toma de decisiones en la lucha contra las amenazas nacionales graves, en particular la delincuencia organizada transnacional, el terrorismo y el Extremismo Violento y Radicalización que conducen al Terrorismo (VERLT por sus siglas en inglés). Si bien esto es una base, recuerdo que es el modelo OSCE que contiene las preocupaciones a amenazas que les son propias, por lo que el VERLT no es algo muy desarrollado en todos los países del Nuevo Mundo. Las responsabilidades clave incluyen:
  • desarrollar e implementar un plan nacional de inteligencia criminal anual;
  • redactar y presentar una evaluación nacional de la amenaza de la delincuencia grave y organizada.
  • redacción y presentación de otras evaluaciones estratégicas para apoyar la gestión y planificación de la Seguridad Pública o Ciudadana a nivel nacional;
  • proporcionar apoyo de inteligencia criminal a nivel regional;
  • establecer estándares y coordinar el trabajo de inteligencia criminal dentro del país;
  • actuar como el punto de contacto Nacional con las autoridades y organizaciones extranjeras con respecto al trabajo de inteligencia criminal; y
  • realizar investigaciones y luchar por el desarrollo profesional a nivel local, regional y nacional2.


Sin perjuicio del detalle expuesto previamente, a este nivel también se le pueden y deberían incorporar la priorización en las operaciones e investigaciones, ciertamente generar documentos de rendición de cuentas, identificar brechas de información en todos los niveles y finalmente pero no por ello menos importante entender en la identificación de las necesidades de recursos técnicos y financieros para la materialización de los planes estratégicos anuales.

Idealmente, el NCID debería ser una entidad propia conformada o integrada por la multiplicidad de Fuerzas de Seguridad  y Cuerpos Policiales, con expertos de diversas áreas del conocimiento, cada experto que tenga acceso a la información y bases de datos de su institución, y permitido por ley compartir datos e información con el personal de otras agencias / instituciones representadas en el NCID. Dependiendo de las estructuras del sector de seguridad en cada país, las siguientes autoridades Estatales podrían estar representadas dentro del NCID (en variada forma, desde elementos de reunión con dependencia operativa y no orgánica, hasta con la figura de enlaces):

• Fuerza de Seguridad y/o Policía Fronteriza
• Autoridades de Carcelarias
• Aduana
• Unidad de Inteligencia Financiera (UIF)
• Guardacostas y/o Policía Marítima
• Agencias de Inteligencia y Seguridad
• Cuerpos Policiales
• Autoridades fiscales

Tareas y Reuniones de Coordinación.

Varios Estados participantes de la OSCE han desarrollado mecanismos de toma de decisiones proactivos y dirigidos por la inteligencia, comúnmente denominados "reuniones de tareas y coordinación", "reuniones de liderazgo y coordinación" o "reuniones de intercambio de información". Se realizan reuniones de tareas y coordinación en los tres niveles: local, regional y nacional. Su objetivo principal es: reunir a los representantes pertinentes de las fuerzas del orden público en cada nivel para tomar decisiones sobre planes, priorización, operaciones e investigaciones, basadas en documentos de análisis y evaluación; identificar brechas de información / inteligencia para abordar; y decidir sobre la asignación de recursos financieros y humanos. Esta configuración está en el corazón de ILP, ya que traslada los resultados del análisis a los procedimientos de gestión, haciendo que la toma de decisiones sea más informada, basada en inteligencia, transparente y responsable. Además, la creación de mecanismos de Inteligencia Criminal que sirvan para la toma de decisiones en cada nivel permite a la administración priorizar las tareas de acuerdo con las amenazas identificadas y evaluadas, y asignar los recursos financieros, humanos y de otro tipo disponibles para esa priorización. Identificar brechas de inteligencia, requisitos de inteligencia y las tareas de análisis de los Departamentos / Unidades para cumplir con estos requisitos también es una tarea importante de las reuniones de toma de decisiones en cada nivel. Para asegurar el flujo de información y la coordinación entre niveles, la máxima autoridad política con competencia directa (Ministro / Secretario) u otro representante del siguiente nivel inferior participa en las reuniones anteriores.

Esta guía sugiere que las reuniones de tareas y coordinación se dividan en reuniones de tareas y coordinación estratégicas y reuniones de tareas y coordinación operativas.

Reuniones  de Tareas y Coordinación Estratégicas

Como su nombre lo indica, estas reuniones deben centrarse en cuestiones estratégicas y se llevan a cabo con mucha menos frecuencia que las operativas, generalmente dos veces al año o cada tres meses. En algunos países, las reuniones de Tareas y Coordinación Estratégicas se llevan a cabo en los tres niveles, pero más comúnmente, solo a nivel central / nacional. Estas reuniones deben centrarse en la planificación estratégica y en establecer prioridades y objetivos estratégicos, basados ​​en análisis estratégicos y evaluaciones de amenazas, así como en la planificación empresarial organizativa y los ciclos presupuestarios. Se recomienda que las reuniones Tareas y Coordinación Estratégicas determinen y establezcan prioridades para los requerimientos de inteligencia nacional, prevención y aplicación, en base a los resultados del análisis estratégico y las evaluaciones de amenazas. Habiendo tomado estos conjuntos de decisiones, estas reuniones deberían decidir sobre los recursos necesarios para implementar las opciones estratégicas.

Reuniones de Tareas Operativas y Coordinación

La guía OCSE recomienda que los mecanismos operativos de toma de decisiones de ILP se lleven a cabo en los tres niveles una vez por semana o cada dos semanas. Los Jefes o Mandos operativos y de investigación deben atenderlos junto con los Jefes o Mandos del área de Inteligencia Criminal y la Unidad de análisis relevante, así como otros expertos si es necesario. Se recomienda que el Jefe o Mando Superior  operativo de más alto rango encabece cada reunión. Dependiendo de los niveles y las circunstancias nacionales / regionales / locales, las tareas operativas y las reuniones de coordinación son las principales responsables de: convertir los planes estratégicos en planes de acción, cumplimentar los requerimientos, las prioridades y los recursos; evaluar informes de inteligencia operativa nuevos o actualizados y tomar decisiones sobre nuevas investigaciones o actividades operativas, o cerrar o combinar actividades; identificar brechas de información e inteligencia y asignar Unidades de Inteligencia Criminal para cerrarlas; y monitorear el progreso operativo en curso.

Formación y sensibilización.

Una de las premisas con las que más me identifico es sobre los 3 pilares de la Formación o la Capacitación en el contexto más general, que son la Repetición, la Repetición y la Repetición, por lo cual no me cansaré de indicar que la Capacitación es un factor clave para el progreso en cualquier organización. Al planificar e implementar ILP, es esencial desarrollar un plan de capacitación y llevar a cabo una capacitación coordinada de todas las fuerzas del orden. Se espera que todos los miembros del personal aprendan no solo las habilidades necesarias para su desempeño, sino que también comprendan los roles de otros miembros para contribuir a los resultados generales de ILP. A través de la capacitación, el personal debe comprender ILP, la forma en que funciona el proceso de inteligencia, qué y cómo contribuir al proceso y cómo utilizarlo. La cultura del intercambio de información debe ser un enfoque especial dentro de la capacitación para todos los niveles. Además, la capacitación debe incluir requisitos legales relacionados con las funciones de ILP y los estándares internacionales relevantes de protección de datos y derechos humanos en un grado apropiado de acuerdo con el nivel y las funciones de los funcionarios.

Conciencia de alto nivel
Como se subrayó anteriormente, el apoyo Político y el compromiso Gubernamental de alto nivel con ILP son requisitos previos para una implementación exitosa. Esto requiere una mayor sensibilización a niveles más altos, incluso entre Políticos, Funcionarios Gubernamentales en todos los Ministerios y Organismos Estatales relevantes, Fiscales Generales y otros representantes clave de la Fiscalía, y una gestión de alto nivel de todas las Organismos y Servicios de aplicación de la ley.

Capacitación del liderazgo y la administración de las fuerzas del orden.
El objetivo principal de esta capacitación es demostrar cómo el marco y el análisis de ILP, en particular, pueden ayudar a los responsables Políticos y a los líderes de las Fuerzas del Orden en su toma de decisiones y planificación. Una capacitación exitosa del liderazgo dará como resultado un mayor nivel de comprensión del potencial de ILP, cómo asignar tareas a los analistas y cómo utilizar los productos de análisis en la toma de decisiones y planificación operativas y estratégicas. Dicha capacitación también debe proporcionar a los tomadores de decisiones una comprensión de los estándares nacionales e internacionales relevantes de protección de datos y derechos humanos, así como los posibles problemas de derechos humanos que pueden surgir en ILP y cómo se pueden abordar.

Formación de analistas.
Esta capacitación se divide comúnmente en capacitación en análisis estratégico y operativo, en línea con las dos categorías principales de análisis. Los analistas deben someterse a la capacitación más compleja para comprender el papel y las funciones del análisis del delito dentro de la aplicación de la ley y el marco legislativo y los requisitos legales que se aplican a los diferentes métodos de recopilación de información, así como a compartir y usar información. El desarrollo de habilidades y competencias en la recopilación y estructuración de datos e información y en la realización de análisis detallados, la elaboración de conclusiones y la presentación de recomendaciones también deben integrarse en la capacitación. Además, la capacitación de analistas abarca: habilidades de redacción de informes; la colaboración entre análisis e investigadores, y entre análisis y tomadores de decisiones; métodos de análisis, herramientas, técnicas y software de análisis; fuentes de información; códigos de evaluación; y marcos legales, derechos humanos y ética policial relacionados con todas estas tareas. La capacitación se puede presentar en varias fases y para diferentes niveles.

Formación de investigadores.
Las investigaciones incluyen trabajo de inteligencia operativa. Por lo tanto, los investigadores deben someterse a un entrenamiento ILP adecuado antes de comenzar a trabajar en las investigaciones. La capacitación de los investigadores debe incluir la introducción al análisis operativo y cómo puede apoyar las investigaciones penales, así como la cooperación entre analistas e investigadores.

Entrenamiento de policías uniformados
La policía uniformada está en contacto directo con el público y con personas involucradas en delitos y, por lo tanto, representa una valiosa fuente de información para el sector de inteligencia. Todos los oficiales uniformados deben recibir capacitación general sobre ILP y sus componentes principales, incluidas sus responsabilidades dentro del modelo ILP.

Entrenamiento de cadetes
El entrenamiento de ILP ya debe introducirse durante el entrenamiento básico de la policía. Es particularmente importante aclarar todos los conceptos básicos dentro del marco de ILP para evitar cualquier mistificación innecesaria en torno a los asuntos de Inteligencia Criminal. Se deben hacer esfuerzos para introducir el trabajo de Inteligencia Criminal como parte de las actividades policiales normales, un área atractiva para los futuros Oficiales y Personal de Cuadro de Policía.

Como vamos observando en esta nueva entrega el proceso de implementar un modelo de ILP es mucho mas que completar una serie de planillas y rellenar formularios con tablas. Es proceso cultural, que impacta tanto al personal uniformados, sus mandos medios y superiores como a la conducción Política en todos sus niveles. Nuevamente los procesos de capacitación se convierten en elemento clave para todo desarrollo, no solo desde la perspectiva del conocimiento sino también como elemento de concientización y aglutinador de ideas y procesos.

Ciertamente el modelo ILP basado en la OSCE ha traído significativos resultados, en próximos artículos exploraré sobre algunos casos prácticos y modelos en curso.

SDG

No dejen de visitar mi web y leer mas sobre estos temas: www.uliseskandiko.com

No hay comentarios.

Copyright 2008 - 2016: CXO Community - Todos los derechos reservados. Imágenes del tema de enot-poloskun. Con tecnología de Blogger.