ACTIVIDAD POLICIAL ORIENTADA POR LA INTELIGENCIA (ILP) PARTE 1: Un camino concreto en la Seguridad Pública el modelo OSCE @Uliman73


En variadas oportunidades he tratado el tema de la Inteligencia Criminal, del Análisis Delictual, el proceso ó ciclo de la Inteligenica, los perfiles del analista y otras cuestiones propias de la actividad, también traté el tema de los modelos de Policiamiento y tangencialmente sobre el de la Actividad Policial Orientada por la Inteligencia (ILP por sus siglas en inglés).

En esta oportunidad la idea es profundizar sobre el modelo de ILP, trayendo como eje para este artículo el modelo estandarizado por la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), donde veremos sus componentes principales y desglozaré en detalla los requisitos clave en la operacionalización e implementación de ILP. Aunque es tentador presentar una matriz o un formulario para implementar ILP, no existe una plantilla universal ni debería existir, porque las circunstancias locales y nacionales varían considerablemente. Cada país debe evaluar su estado y desarrollar su propio plan de implementación a la luz del marco legal existente, la cultura, las necesidades, los recursos y otros factores nacionales / locales básicos, y adaptar su enfoque a estos requisitos clave. Sin embargo, con base en algunos principios comúnmente aceptados, la OSCE ha desarrollado un modelo marco para la implementación de ILP y sobre el cual pivotaremos a lo largo de estas entregas.

Aunque las circunstancias nacionales varían, la casuística ha demostrado que los logros de las políticas, estrategias e implementación nacionales del ILP generalmente dependen de los siguientes factores clave de éxito:


  • un marco legislativo claro para el ILP, que está en conformidad con los estándares internacionales de derechos humanos y protección de datos, e incluye poderes y procesos claramente definidos para que los organismos recopilen, analicen y compartan inteligencia relevante;
  • estructuras organizativas que facilitan una dirección estratégica clara y cooperación operativa, así como procesos de toma de decisiones en un entorno de múltiples organismos y supervisión adecuada;
  • tecnología para facilitar el intercambio de información a través de la interoperabilidad de los sistemas;
  • conocimiento y habilidades de todo el personal relevante; y
  • una cultura colaborativa de intercambio de inteligencia para apoyar la toma de decisiones en todos los dominios operativos1.
  • selección de personal de calidad, capacitación adecuada y personal calificado;
  • dirección competente, gestión y control del trabajo de inteligencia;
  • bases de datos adecuadas, equipos informáticos y software de análisis; y
  • Directores / Jefes calificados que saben cómo utilizar los productos de análisis de inteligencia5.
  • La legislación nacional debe incluir disposiciones específicas sobre ILP y permitir su implementación.
  • La recopilación, el almacenamiento, el procesamiento y el intercambio de datos e información deben basarse en la legislación nacional, que cumple estrictamente con las normas internacionales de derechos humanos y protección de datos. La guía OSCE alienta a los Estados participantes a solicitar asistencia técnica y asesoramiento para evaluar el cumplimiento de esas leyes con las normas internacionales.
  • El marco ILP, las metodologías, los procesos internos, y el intercambio y uso de productos de inteligencia criminal deben cumplir con los principios de la policía democrática de la OSCE, que reafirman la importancia del estado de derecho, los derechos humanos, la protección de datos, la ética policial, la responsabilidad y la transparencia. y monitoreo y control externo6.
  • El apoyo político y los máximos niveles de conducción gubernamental (Ministro, Secretario de Estados, etc.) y Policiales deben tener clara conciencia en el nivel de compromiso antes de adoptar o implementar ILP.
  • No se alcanzará todo el potencial de ILP a menos que todos los niveles de las fuerzas del orden conozcan el modelo, sus estructuras y procesos, así como sus roles y responsabilidades dentro de él.
  • ILP se puede aplicar a todas las áreas de vigilancia.
  • El ILP debe aplicarse en toda la organización, no solo en unidades especializadas.
  • Los esfuerzos para cambiar la cultura hacia una que subraye la "necesidad de compartir" información deberían ser una parte integral de la gestión del cambio en la introducción e implementación de ILP.
  • ILP tiene analistas que trabajan en apoyo directo de los tomadores de decisiones en todos los niveles de la organización.
  • Los planes estratégicos nacionales, incluida la priorización, deben formularse y basarse en análisis y evaluaciones estratégicas.
  • Estos planes deben desarrollarse en planes de acción operativos.
  • Los recursos humanos, técnicos y financieros deben asignarse de acuerdo con estos planes.
  • Tanto las reuniones de tareas operativas como estratégicas deberían tener lugar regularmente a nivel local, provincial y nacional.
  • La recopilación y el análisis efectivos de la inteligencia criminal han demostrado generar más oportunidades de investigación y operativas de las que la policía puede encontrar. Por lo tanto, la identificación y la cuidadosa tarea y priorización deben ser una tarea integral de las reuniones estratégicas y operativas.
  • Para asegurar la toma de decisiones basada en inteligencia, los productos de inteligencia operacional y estratégica deben integrarse en los marcos de toma de decisiones y tareas.
  • Todos los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley deben estar obligados por ley u otras normas formales a compartir información que hayan recibido sobre un presunto delito o presuntos delincuentes a través de mecanismos y canales de comunicación que estén claramente definidos y de conformidad con la legislación nacional y las normas internacionales.
  • Deben existir salvaguardas suficientes para proteger los derechos humanos de las personas mencionadas en la información que se ha recopilado para fines de análisis.
  • Deben existir los arreglos necesarios para proteger las identidades y la seguridad de los informantes y la seguridad de los denunciantes.
  • Dentro de los marcos legales nacionales e internacionales aplicables, los códigos de manejo y la ley de protección de datos, las autoridades deben permitir el intercambio de datos e información entre los organismos estatales y otras instituciones oficiales.
  • Las autoridades pertinentes pueden hacer arreglos formales que permitan obtener y utilizar datos e información relevantes de fuentes externas a loe organismo estatales, incluidas las autoridades locales, las organizaciones no gubernamentales, la sociedad civil, la industria privada, las organizaciones regionales e internacionales, los medios y el público con la condición de que estos acuerdos estén dentro de los límites de los marcos legales nacionales e internacionales aplicables.
  • Los sistemas nacionales de evaluación de la información, incluidos los códigos de manejo y difusión, deben decidirse e introducirse en una decisión formal.
  • Todos los agentes del orden deben estar familiarizados con estos códigos y aplicarlos a toda la información que reciben y envían.
  • La guía OSCE recomienda que cada País opere con un Organismo Nacional que centralice las actividades de Inteligencia Criminal (según OSCE denominado National Criminal Ingelligence Department -NCID por sus siglas en inglés – esto puede variar de acuerdo a las estructuras organizativas de cada País).
  • El NCID debe estar conformado por miembros de varias agencias (Fuerzas de Seguridad, Cuerpos Policiales, Agencias de Inteligencia).
  • Los representantes de diferentes entidades encargadas de hacer cumplir la ley y otras autoridades representadas en la NCID deben tener acceso a los datos e información de su agencia, y la ley debe permitirles compartirlos con representantes de otras entidades / autoridades representadas dentro de la NCID, pertinentes para asuntos nacionales e internacionales.
  • El NCID debe ser responsable de una base de datos nacional de inteligencia criminal.
  • El NCID debe ser responsable de llevar a cabo análisis estratégicos y operativos, incluidas evaluaciones de amenazas, a nivel nacional.
  • El NCID debe ayudar a los departamentos / unidades de análisis de inteligencia criminal regionales / locales cuando sea relevante7.
  • Las autoridades nacionales deben presentar decisiones formales y procedimientos operativos estándar sobre análisis transparentes y métodos y procesos de evaluación de amenazas.
  • Los tipos y las estructuras de los productos de inteligencia criminal deben decidirse a nivel nacional, proporcionando a todos los agentes de la ley un marco de denuncia común.
  • Los informes de inteligencia criminal basados ​​en estándares y formatos internacionales comúnmente aceptados aclaran e inspiran la cooperación transfronteriza e internacional en materia penal.
  • Las estructuras de TI interconectadas, interoperables o de plataforma única que soportan ILP deben operarse a nivel nacional, regional y local.
  • El NCID debe tener acceso a todos los datos, información e inteligencia disponibles en poder de los departamentos de inteligencia criminal regionales y locales y otros organismos encargados de hacer cumplir la ley.
  • Deben establecerse características de seguridad apropiadas de acuerdo con las decisiones formales y el SOP, la legislación nacional y las normas internacionales, incluidos los mecanismos detallados de registro y control interno, así como niveles de acceso claramente definidos y registrados.
  • Estas decisiones formales y SOP deben cubrir la seguridad física, la seguridad de los documentos, la seguridad de TI y la seguridad del personal, incluidas las verificaciones y verificaciones de antecedentes del personal, cuando corresponda.
  • Las bases de datos de inteligencia criminal y el intercambio de datos, información e inteligencia deben estar sujetos al monitoreo y control de una autoridad de control externo independiente establecida por ley para garantizar el cumplimiento de la legislación nacional en línea con las normas internacionales de derechos humanos y las disposiciones de protección de datos, y proporcionar una efectiva y recursos accesibles en caso de violaciones.
  • Los Directores / Jefes y analistas que reciben información de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley deben dar su opinión para alentar el intercambio.
  • Los Directores, investigadores y otros usuarios de productos de análisis deben dar retroalimentación a los analistas sobre la calidad de los productos analíticos para estimular el progreso y las mejoras.
  • La conducción del Esfuerzo de Seguridad Pública es responsable de: desarrollar y mantener un sistema de monitoreo y control de calidad en todos los niveles de implementación de ILP; tareas y toma de decisiones; objetivos y resultados; procesos internos; productos de inteligencia criminal; material y equipo; y recursos humanos, incluida la capacitación y el desempeño del personal.
  • El proceso de inteligencia completo en cada país debe estar sujeto a mecanismos de supervisión internos y externos.
  • De conformidad con la legislación nacional, las normas internacionales y los instrumentos de asistencia judicial recíproca, el análisis estratégico nacional y las evaluaciones de amenazas deben compartirse con los países de cooperación pertinentes y con las organizaciones regionales e internacionales aplicables.
  • El intercambio de inteligencia con las autoridades de un estado extranjero debe basarse en la ley nacional que describe parámetros claros para el intercambio de inteligencia, incluidas las condiciones que deben cumplirse para que la información se comparta, las entidades con las que se puede compartir la inteligencia y las garantías que se aplican. a intercambios de inteligencia8.
  • Deben tomarse medidas proactivas para establecer investigaciones y operaciones conjuntas dirigidas por inteligencia a nivel regional e internacional, con base en los desafíos criminales comunes identificados y presentados en los informes de análisis y evaluación de amenazas.
El modelo OSCE
x

Organismo /Agencia Centralizado/a de Inteligencia Criminal



Como vimos en pasados artículos, el ILP es un marco de gestión y toma de decisiones de arriba hacia abajo. Proporciona una estructura, metodología y múltiples procesos para una recopilación, intercambio y análisis sistemáticos de información relevante, que sirve de base para la planificación y la toma de decisiones para la gestión de la Seguridad Pública (aplicación de la ley), algunos refieren al ILP como un modelo comercial de aplicación de la ley, es decir, una metodología que guía la conducta y la gestión de la vigilancia.

De la mano del ILP no se puede dejar de tratar el Modelo I-4 o 4-I  (intención, interpretación, influencia e impacto) es útil para explicar los roles y la relación entre los actores clave del concepto de ILP: el entorno criminal, el analista de inteligencia criminal y el tomador de decisiones policiales. Los 4 componentes "I" deben estar en su lugar y funcionar correctamente para que ILP funcione a su máximo potencial. El modelo pone énfasis en la relación entre el análisis criminal y los tomadores de decisiones. Los encargados de la toma de decisiones (Directores) realizan tareas, dirigen, asesoran y guían a los analistas de inteligencia criminal. Primero, los tomadores de decisiones deben asegurarse de que sus intenciones sean explicadas y entendidas. En segundo lugar, los analistas interpretan el entorno criminal y, en tercer lugar, influyen en los tomadores de decisiones con los resultados del análisis. Con base en estos hallazgos, los tomadores de decisiones impactan en el entorno criminal a través de la gestión estratégica, planes de acción, investigaciones y operaciones como se presenta en la Figura a continuación:


“La vigilancia basada en inteligencia es un modelo de negocio para la vigilancia […] capaz de incorporar áreas de actividad policial que no están relacionadas con el crimen per se pero que siguen siendo problemas importantes para las comunidades y las agencias policiales. Con esta evolución, la vigilancia basada en inteligencia se está convirtiendo en el enfoque comercial de "todos los delitos, todos los peligros y todos los daños" que muchos buscan en la vigilancia ". - Ratcliffe (2016: 67).

Implementar ILP
A continuación, se verá una gráfica simplificada de los pasos principales, los actores clave, los procedimientos y los productos para poner en práctica el concepto de ILP. El modelo se puede aplicar parcial o totalmente en los diversos niveles de la Seguridad Pública (Nacional, Provincial o Local).
El modelo ILP incluye los siguientes pasos y componentes principales (expuestos en la gráfica anterior):

Tareas


Basado en políticas, planes estratégicos y operativos, amenazas emergentes o necesidades identificadas, las tareas de gestión de la Seguridad Pública en sus 3 niveles nacionales, regionales o locales y proporciona instrucciones para la gestión de análisis, que distribuye tareas a departamentos de análisis individuales, unidades o analistas individuales.

Análisis dentro del Proceso de Inteligencia Criminal
Siguiendo las instrucciones y tareas de la Dirección o las solicitudes de los investigadores, los analistas desarrollan inteligencia en línea con un proceso de inteligencia definido. Si bien el análisis constituye el componente central de los procesos, el proceso incluye además la recopilación, el procesamiento y la recopilación de información.

Productos de Inteligencia Criminal
El proceso de análisis genera productos de inteligencia criminal estratégicos y operativos, que se utilizan como base para desarrollar planes estratégicos y operativos, y para apoyar investigaciones criminales y otras operaciones de la Seguridad Pública, así como para priorizar y asignar recursos humanos y técnicos.

Toma de Decisiones
La guía OSCE recomienda que cada País mantenga una estructura de toma de decisiones de ILP a nivel nacional, regional y local, donde los informes de análisis / productos de inteligencia se utilizan como base para las decisiones.

Actividades Operativas
En la gráfica previa, vemos que se enumera cinco ejemplos de áreas policiales donde se pueden aplicar los principios de ILP. Esta no es una lista exhaustiva, y la aplicación proactiva, basada en datos e información evaluados y analizados, se puede aplicar a muchas otras áreas de. Las áreas de vigilancia operativas generan datos, información e inteligencia que se envían a través de canales de comunicación claramente definidos y se almacenan en bases de datos que permiten un análisis posterior.

Flujos de Datos e Información
Para que ILP funcione correctamente, todos los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley deben compartir y reenviar, a través de mecanismos y canales de comunicación claramente definidos, los datos relevantes, la información y la inteligencia que reciben y reúnen a lo largo de sus actividades y trabajo diario. El intercambio de datos, información e inteligencia debe ser una obligación de todos los agentes de la ley definidos en la ley nacional u otras instrucciones formales.

Comentarios y Evaluación
Los Analistas y los Directores (Jefes) de análisis reciben comentarios sobre la calidad de sus productos de análisis e inteligencia criminal de los Decisores en Seguridad Pública, investigadores y otros usuarios de sus informes. Los principales indicadores de calidad de los productos de inteligencia criminal son su conformidad con metodologías y estándares definidos, y el grado en que cumplen con las expectativas y requisitos de sus usuarios, especialmente en lo que respecta a la toma de decisiones estratégicas y operativas.
Monitoreo y Control de Calidad
Crear y mantener un sistema de monitoreo y control de calidad del modelo ILP es responsabilidad de la administración del más alto nivel de Conducción. Esto se aplica a todos los planes, objetivos, procesos y pasos, incluida la evaluación de productos de inteligencia criminal, el seguimiento de tareas y decisiones, el cumplimiento de los derechos humanos y las normas de protección de datos y los recursos asignados a las tareas. Cada País debe establecer su propio sistema de gestión y control de calidad. Además de la supervisión interna y el control de calidad, las funciones relacionadas con ILP, como la recopilación, el almacenamiento, el procesamiento y el intercambio de datos, información e inteligencia, también deben estar sujetos a una supervisión independiente2.

Aunque el modelo ILP se divide en cinco pasos principales y subprocesos, debe subrayarse que todos los componentes del modelo son interactivos y se alimentan entre sí, lo que a menudo hace necesario que se revisen los pasos anteriores. Por ejemplo, el proceso de análisis con frecuencia revela brechas de inteligencia, que a veces requieren una nueva tarea o una investigación.

Como se mencionó anteriormente y se destaca con frecuencia en la guía OSCE, todo el personal de las Fuerzas de Seguridad o Cuerpos Policiales son participantes activos y proveedores de ILP. El modelo ILP se basa en datos e información de todos los niveles, departamentos y unidades de las Fuerzas del Orden. Por lo tanto, es necesario establecer conciencia y capacitación, así como un Procedimiento Operativo Estándar (SOP por sus siglas en Ingles) del ILP claro para todos los niveles, así como mecanismos apropiados de salvaguardas, rendición de cuentas y supervisión.


Desafíos y Requisitos Clave de Implementación

La casuística y el tramo llevado adelante por la OSCE, han identificado varios desafíos y condiciones previas para que ILP funcione a su máximo potencial. Se ha revelado que ILP puede tener un impacto significativo y medible solo si se lleva a cabo mediante un cambio sustancial en la organización, la cultura y el liderazgo3. También se ha observado que la reticencia a hacer tales reformas ha demostrado ser un obstáculo significativo para la implementación de ILP. El predominio del desempeño la cultura y las estadísticas operativas, donde se hace hincapié en la medición de resultados, se ha destacado como una razón importante para la reticencia al cambio dentro de la aplicación de la ley4. Por lo tanto, la introducción de ILP como un nuevo marco de toma de decisiones de aplicación de la ley plantea un desafío particular porque a menudo requiere nuevos métodos de gestión y un cambio cultural dentro del liderazgo policial. Para maximizar el potencial de ILP, debe llevarse a cabo una gestión integral del cambio que incluya medidas exhaustivas de preparación, consulta y sensibilización en todos los niveles de la organización antes y durante la implementación.

"En última instancia, las perspectivas de cualquier reforma organizacional siempre están limitadas por el grado en que aquellos con poder real en la institución creen que el cambio es lo mejor para ellos y brindará beneficios prácticos para la institución". - James (2016: 26).

Además de los desafíos anteriores, otros requisitos previos identificados para una implementación exitosa de ILP incluyen:
Los siguientes puntos proporcionan una guía general para planificar la adopción e implementación de ILP. Aunque el modelo básico de ILP se puede aplicar en todas partes, estos puntos se deben poner en el contexto nacional y local.

Marco legal nacional que permite implementar ILP, en línea con los estándares legales internacionales


Apoyo político, compromiso gubernamental y de gestión de alto nivel.


 Enfoque organizacional


 Planificación Estratégica Nacional de la Seguridad Pública, basada  en análisis estratégico, incluidas evaluaciones de amenazas


 Reuniones de tareas estratégicas y operativas.


Recopilación e intercambio de datos, información e inteligencia.



Análisis Criminal  y Evaluaciones de Amenazas.


Interoperabilidad y seguridad de TI


Mecanismos de retroalimentación y práctica



Gestión y control de calidad.



Cooperación e intercambio de inteligencia con la comunidad policial a nivel regional e internacional.

Hasta acá hemos visto las generalidades del modelo ILP trasuntado a través de un a guía de buenas prácticas elaborada por la OSCE. Ciertamente el buen uso de ILP, sumado al uso de Tecnologías y conceptos como tratamiento del delito en tiempo real y centros de fusión son vitales para cualquier Estado que desea reducir en forma sistemática el delito y garantizar un servicio de seguridad pública más eficiente y eficaz.

En la próxima entrega, estaré desarrollando en mayor profundidad los temas referidos al análisis y los niveles de operaciones en el marco del ILP y las buenas prácticas emanadas por la OSCE.

SDG



No dejen de visitar mi web y leer mas sobre estos temas: www.uliseskandiko.com


Referencias
1 Véase la Estrategia de gestión de inteligencia criminal de Australia 2012-2015 (Commonwealth of Australia, 2012); y James et al. (2016)
2 Para un ejemplo de una buena práctica, ver Ministerio del Interior de la República de Serbia (2016: 45-49).
3 Flood y Gaspar (2009)
4 Comité Parlamentario Conjunto sobre Aplicación de la Ley, Investigación sobre la recopilación y el uso de la inteligencia criminal (Canberra: Comité Parlamentario Conjunto sobre Aplicación de la Ley, Commonwealth de Australia), (2013: 47-49).
5 James y col. (2016: 24-25); Ratcliffe (2016: 127).
6 OSCE (2008a: 12-13).
7 Recomendaciones sobre la gestión de unidades de inteligencia en UNODC (2011b: 51-59).
8 Asamblea General de las Naciones Unidas. "Relator Especial sobre la promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo, Martin Scheinin". Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, 17 de mayo de 2010, A / HRC / 14/46: artículos 26, 38 y 90.



No hay comentarios.

Copyright 2008 - 2020: CXO Community - Todos los derechos reservados. Imágenes del tema de enot-poloskun. Con tecnología de Blogger.