Header Ads

¡Oh No! Derramé todo el café sobre el teclado @Bangho


¿Qué hacer ante uno de los accidentes más típicos y frecuentes?

Las personas llegan a su escritorio con una taza de café para tomar mientras cierran ese proyecto en el que están trabajando, pero un error inconsciente de cálculo hace que el contenido de la taza se vuelque y se esparza por el teclado de la notebook generando un gran caos.

Para este mal momento Banghó ofreció una serie de consejos con medidas efectivas y sencillas para evitar el dolor de cabeza de la semejante situación. Siempre tendremos que tener en cuenta la cantidad de contenido derramado, aunque como aliciente, las notebooks logran sobrevivir, sobre todo si cuentan con protección para estas eventualidades.

Ante todo, debemos saber que los líquidos al secarse suelen dejar sedimentos riesgosos para el buen funcionamiento del equipo. Por eso, el usuario debe ser consiente de la sustancia que se encuentra entre los recovecos del teclado. El agua y las infusiones son las más inofensivas, especialmente si son en pequeñas cantidades. En el extremo opuesto, se encuentran las bebidas que contienen azúcar y/o leche puesto que, al secarse, dejarán residuos que sólo podrán ser limpiados por personal especializado.

La acción más rápida que se debe tomar ante un derrame, es quitarle el suministro eléctrico. Si está conectado a la red eléctrica, desenchufarlo y quitarle la batería lo antes posible. Si la batería se encuentra sellada en el interior del gabinete, apagar el dispositivo presionando el botón de encendido durante un tiempo prolongado. Esta acción mitigará posibles daños en los circuitos eléctricos.

El segundo paso es colocar el equipo boca abajo para evitar que el líquido derramado llegue a la placa madre y combinarlo con movimientos suaves de lado a lado para aumentar la efectividad.

Cuando finalice el goteo, utilizar un paño de tela suave -en lo posible que no deje pelusa- para que absorba el líquido excedente. No presionar mucho las teclas para que no encuentre nuevos lugares donde filtrase. Utilizar un secador de pelo en la temperatura más baja y secar cuidadosamente el teclado. Nunca aplicar aire caliente, porque puede derretir ciertos complementos esenciales.

La humedad deberá secarse únicamente a temperatura ambiente, por lo cual, una vez que todos los pasos anteriores fueron realizados, colocar la notebook boca abajo y dejar reposar durante 24 horas. Cuando se perciba que el equipo esté seco, volver a conectar todos los componentes desmontables y encender. Si esto ocurre de manera normal, asegurarse de que todo funcione correctamente. Si se percibe un olor raro o chispas, apagarla rápidamente y llevarla al servicio técnico.

Es posible que, al encender el equipo, funcione por unos minutos y se apague intempestivamente. Esto es habitual cuando se derrama líquido en el teclado ya que las computadoras contienen sistemas de protección inteligentes que, al detectar humedad en su interior, cortan el suministro eléctrico con el fin de evitar posibles daños.

Uno de los errores más comunes es intentar secar la humedad con arroz, como se realiza con los celulares. Esto es muy riesgoso para la vida útil del equipo ya que este cereal contiene polvillo que resulta dañino para la placa madre. Este penetra fácilmente por las ranuras de ventilación, las teclas y las unidades ópticas.

Posiblemente muchos pretendan desarmar su notebook con el fin de intentar secar por dentro. Esto podría ser contraproducente si el usuario no está familiarizado con esta práctica, y hay altas probabilidades de dañar los compuestos internos y quedar invalida la garantía.

Si con todos estos consejos realizados, el equipo no funciona adecuadamente, es recomendable llevarlo al servicio técnico de la marca para su evaluación.

Recordar siempre, si no queremos derramar nuestro café sobre el teclado, ¡mantener las tazas lejos!


Fuente: Banghó

--- Google Ad ---

---

No hay comentarios.

Copyright 2008 - 2016: CXO Community - Todos los derechos reservados. Imágenes del tema de enot-poloskun. Con tecnología de Blogger.