Header Ads

TERRORISMO EN LATINOAMERICA: DEL YIHADISMO DEL ISIS Al TERRORISMO ETNO-NACIONALISTA DEL RAM

Uno de los temas a los cuales posiblemente la sociedad mundial nunca llegará a estar de acuerdo es en definir el término TERRORISMO. Claro esta que éste término siempre ha generado gran controversia. Un punto bisagra de nuestra época que ha marcado un significado renovado, ha sido sin lugar a dudas el atentado a las Torres Gemelas en New York, al que todos recordamos como el 11-S. Fue en ese momento de la historia en que en el mundo comenzó a hablarse de “una cruzada global” y fue en palabras del entonces Presidente de Estados Unidos de Norteamérica (USA) George W. Bush quien dijo que se había desatado “una guerra contra el terrorismo” y luego a través de los medios masivos de comunicación, como CNN en ese momento lo rebautizó como “guerra contra el terror”.

Sin perjuicio de esta falta de definición aceptada por la sinfonía de naciones, ya que cada Estado le otorga su propio entendimiento, nadie del mundo libre occidental debería dejar de comprender que el acto de terrorismo implica el uso de la violencia indiscriminada, tanto contra ciudadanos civiles como contra Personal Militar ó Policial, contra Organismos o Instituciones tanto de Gobierno como No Gubernamentales, valiéndose para ello de cualquier medio (ya que el fin justifica los medios), y que todo ese accionar violento con armas convencionales o no, se lleva adelante con el solo fin de imponer una idea, sea esta de carácter político, religioso ó de cualquier otro índole por sobre las que una sociedad a través de sus gobiernos democráticos han acordado y dispuesto.

Siendo un poco mas ajustado a derecho, lo cierto es en la Argentina tenemos una Ley Antiterrorista, la Nº 26734 sancionada el 22 de diciembre de 2011, la que en su artículo 3 define: “cuando alguno de los delitos previstos en Código Penal de la Nación hubiera sido cometido con la finalidad de aterrorizar a la población u obligar a las autoridades públicas nacionales o gobiernos extranjeros o agentes de una organización internacional a realizar un acto o abstenerse de hacerlo…”, en USA el Departamento de Estado refiere a “Terrorismo es violencia premeditada y de motivación política, perpetrada contra objetivos no combatiente por grupos subnacionales o agentes clandestinos”, en chile ya en 1984 sancionan una Ley sobre el tema y que ha sufrido subsecuentes modificaciones entre 1991 y 2011, siendo su espíritu  el de establecer aquellos delitos que constituyen actos terroristas “los de homicidiolesionessecuestrosustracción de menores, los de envío de cartas o encomiendas explosivas, los de incendio y estragos, las infracciones contra la salud pública y el descarrilamiento, siempre y cuando el hecho se cometa con la finalidad de producir en la población o en una parte de ella el temor justificado de ser víctima de delitos de la misma especie, sea por la naturaleza y efectos de los medios empleados, sea por la evidencia de que obedece a un plan premeditado de atentar contra una categoría o grupo determinado de personas, sea porque se cometa para arrancar o inhibir resoluciones de la autoridad o imponerle exigencias”.

Lo cierto es que el Terrorismo como tal existe y no hay dudas sobre ello, pero surgen al menos unas preguntas que dan origen al título del presente artículo, ¿hay terrorismo Islamista en Latinoamérica relacionado con el ISIS?, ¿hay terrorismo en Latinoamérica? y la respuesta a cada uno de estos interrogantes la encontramos en el simple monosílabo SI. Asimismo surgen otras preguntas que guardan mas relación con la coyuntura propia de la Argentina, entre esos interrogantes vamos a encontrar el ¿qué sucede con los RAM? y ¿hay peligro de terrorismo en la Argentina?

Si bien es cierto que las respuestas brindadas con la simpleza del monosílabo tienden a ser categórica o al menos determinantes, tampoco es menos cierto que con ello alcance, per se, a ser una respuesta digan del lector. Así que para cada uno de los interrogantes daré una pequeña apreciación a partir de la cual pretendo sostener al monosílabo “SI”.

¿Hay terrorismo Islamista en Latinoamérica relacionado con el ISIS?

Si, pero vayamos teniendo en cuanta algunos datos. El Islam es la segunda religión con más seguidores del mundo, después del cristianismo. Se que en 2010 había 1,6 billones de musulmanes, lo que equivale al 23% de la población mundial, sin embargo según un informe del Centro Pwe Research, se estima que para 2050 la población musulmana será igual a la totalidad de cristianos e incluso puede que los sobrepase.

En Latinoamérica hay una importante comunidad musulmana cuya presencia se remonta al siglo XVI, aunque su verdadero crecimiento no se da hasta el siglo XIX con las grandes migraciones árabes de países como Libano, Palestina o Siria. Las cifras son estimadas, dado que los censos oficiales no contemplan la religión que se profesa, sin embargo según cifras proporcionadas por instituciones islamistas se estima que Argentina y Brasil son los países donde mayor cantidad de musulmanes hay radicados, se estima en mas de 1 millón, otros países con comunidades significativas son Surinam, Venezuela, México, Perú y Chile.

Ahora bien, en cuanto a grupos radicales islamistas, su presencia data de los años 80, donde operativos de Hezbolá se instalaron en lo que se conoce como la Triple Frontera (Argentina, Brasil y Paraguay), desde donde formaron alianzas con el crimen organizado.

La presencia de grupos Yihadistas o Islamistas en la región tiene una vinculación con la impunidad que estos grupos encuentran para operar, en sus inicios fundamentalmente en aquellas referidas al financiamiento. Sin embargo mas recientemente con la aparición del ISIS, el financiamiento pasó a dar lugar al reclutamiento de adeptos a la causa, según autoridades del Departamento de Estado de USA, se han interceptado mas de 100 ciudadanos latinoamericanos que han viajado a Siria y otras zonas de conflicto. Tal como sucede con los ciudadanos de otros países occidentales de Europa, estos podrían regresar a sus países de procedencia donde planificarían y llevarían a cabo atentados que amenacen la seguridad y estabilidad regional. Ya circulan varios videos montados por ISIS en los que se ve a jóvenes de América del Sur siendo parte de la quema de pasaportes y luego inmolándose en nombre de Alá, tampoco es menos cierto que hay una incipiente aparición de textos traducidos al español, ya se ha visto mucha comunicación y propaganda de ISIS en inglés y francés.

Un dato nada menor a tener en cuenta, es que en lo que va del año, ISIS ha perdido casi un 70% de su autoproclamado Califato en territorio de Siria e Irak, por lo que busca centrar sus ataques en otros países. Está claro que países como Reino Unido, Francia, España y luego el norte de África son las zonas de influencia del grupo mientras va perdiendo su “Califato”, sin perjuicio de ello algunos analistas adviertes de la posibilidad que también muden su zona de influencia entre Pakistán y Afganistán.

Tampoco se descarta que el ISIS haya puesto la mirada en Latinoamérica, un terreno con cierta fertilidad, facilidad y debilidades institucionales lo hacen propicio. Ya a principios de este año un informe del Instituto de Inteligencia Soufan Group, indicaba que más de 150 mexicanos se habían alistado en filas del ISIS y que Latinoamérica era un área de reclutamiento y entrenamiento, aprovechando las rutas del narcoterrorismo.

El caso que más llama la atención de la región es el de Trinidad y Tobago, que es la principal fuente de fuerzas para el grupo desde el continente, y que según datos oficiales de ese país indica que unos 125 jóvenes se habrían enlistado en las filas del ISIS éste año. Vale recordar que durante los Juegos Olímpicos de Brasil 2016 se procedió a la detención de 8 seguidores al ISIS los que buscaban realizar un atentado durante el desarrollo de los Juegos.

En abril de 2016, el director adjunto del Departamento de Nuevos Desafíos y Amenazas del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Dmitri Feoktístov, dijo en una conferencia ante la OEA, que países de esta región podrían, en el futuro, ser usados por los terroristas como una zona de tránsito. Añadió que Moscú insta a estos países poner atención a intentos de acceder al sistema financiero.

Ya el año anterior, Gabriel Ben Tasgal, diplomático israelí, había mencionado que Venezuela, Bolivia y Nicaragua eran una “puerta de acceso” por sus lazos con “países radicales”.

¿Hay terrorismo en Latinoamérica?

Si, sin embargo entra en juego la lógica propia de la región, vale decir que mas allá de lo que ya vimos sobre el Terrorismo Islamista en la región, también hay actividades de Terrorismo  ó Insurgencia que son de carácter propio, como tales obedecen a la coyuntura política, racial, étnica de cada lugar y claro esta también a los negocios que en la esfera del Narcotráfico se suelen tejer, y no entran dentro de ese grupo de Terrorismo Global que no solo abandona las fronteras locales sino que trasciende los continentes.

Sin embargo, y con ello así no menos grave para cada sociedad y País, Latinoamérica ha debido enfrentar y combatir el flagelo del Terrorismo durante décadas, y como ya hemos visto los grupos Terroristas Globales han utilizado muchas veces la región como santuarios, lugares de paso, en alguna oportunidad como campo de batalla de sus propias causas y finalmente como punto de reclutamiento.

La vinculación de las Organizaciones Narcotraficantes con los grupos Terroristas locales están en crecimiento y consolidándose fuertemente, así lo refiere el informe anual sobre Terrorismo emitido por el Departamento de Estado de USA, el que fuera publicado en junio de 2016. Asimismo dicho informe pone de manifiesto las débiles capacidades que los países de la Región poseen para hacer frente a la lucha contra el Terrorismo, principalmente dado por la debilidad de las Instituciones de Gobierno, insuficiente cooperación, legislaciones débiles o inexistentes y falta de recursos.

Algunos ejemplos de lo que se puede ver en la región son:

·         Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)

El principal grupo guerrillero colombiano fue incluido por Estados Unidos en su lista de organizaciones terroristas en agosto de 1997. Pese a haber llegado a un acuerdo de paz con el gobierno colombiano después de más de medio siglo de enfrentamiento armado, el más extenso de América Latina, Washington mantiene al grupo insurgente en ese status, aunque en septiembre pasado, luego de que la Unión Europea lo quitara de su lista negra, reconoció que ante las nuevas circunstancias es apropiado evaluar su exclusión o no de esa categoría.

Actualmente las FARC se encuentran en plena desmovilización tras los acuerdos de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos para terminar con 52 años de conflicto, en los que se registraron más de 250.000 víctimas faltas, y cerca de 6.000.000 de desplazados.

·         Ejército de Liberación Nacional (ELN)

Aunque el presidente colombiano Santos logró llegar a un acuerdo con las FARC, el conflicto armado en Colombia aún no acabó. Aún se mantiene el Ejército de Liberación Nacional (ELN) que, pese a haber comenzado recientemente los diálogos de paz con el Ejecutivo, continúa su levantamiento armado. Incluso las semanas previas al primer encuentro en enero pasado en Quito, Ecuador, los terroristas recrudecieron las hostilidades contra las fuerzas de seguridad, asesinando militares y policías.

El ELN fue pionero en la instalación de minas antipersonal y hasta el día de hoy utiliza los secuestros con fines políticos y extorsiones para extender su poder. Al igual que las FARC, pero en menor medida, también tuvo –y tiene- intervención en el tráfico de drogas.


·         Sendero Luminoso (SL)

Sendero Luminoso es una insurrección maoísta que ha actuado como grupo Terrorista en Perú desde 1980. El grupo se debilitó considerablemente en los años noventa con la caída de Abimael Guzmán, quien después de un nuevo juicio en 2006, fue condenado a cadena perpetua.

Según el informe anual sobre Terrorismo realizado por el Departamento de Estado de USA, aunque SL mantiene su capacidad de dirigir ataques coordinados y sus miembros se mantienen activos, las Operaciones Militares Peruanas han contenido en forma exitosas dichas acciones. Se mantiene fuerte una facción que tiene un área de operación limitada a los ríos Apurimac, Ene y Mantaro Valle (VRAEM) en el centro-sur de Perú. SL se reporta que se sustenta a sí misma a través de su La producción y el tráfico de drogas y la extorsión de impuestos de otras personas involucradas en el tráfico de drogas.

Un apartado especial se merece Venezuela, que si bien no tiene facciones o grupos Terroristas propios, si esta signada por el hecho que funcionarios de alto nivel del Gobierno tendrían una participación activa en el apoyo a las actividades del narcotráfico y tráfico de armas de las FARC, y asimismo de facilitar o vincularse directamente con organizaciones como ELN, ETA y simpatizantes del Hezbolá.


Durante las gestiones de los Presidentes Hugo Chávez (Venezuela 1999-2013) y Mahmoud Ahmadinejad (Iran 2005-2013), Venezuela sirvió como puerta de entrada a la Región para los intereses Iraníes y de sus simpatizantes extremistas como lo es Hezbolá. El interés de ingresar en la Región se daba principalmente para eludir las sanciones internacionales de la que era objeto Irán.

¿Que sucede con los RAM?

La Resistencia Ancestral Mapuche, no es otra cosa que un grupo Terroristas de tinte Etno-Nacionalista, que aspiran a la dominación de ciertos territorios con autonomía política y control sobre el mismo, vale decir, ejercen violencia sobre la base de un sustrato ideológico que les otorga un sentido de lucha.

Si bien es cierto que la revuelta mapuche tiene sus orígenes en Chile, puesto que si vamos al caso, originariamente de allí son, esta situación toma vuelo local cuando los RAM irrumpen varios años atrás con la toma de tierras y el desalojo violento de sus ocupantes. Es mas, ellos mismos dicen Ni argentinos ni chilenos, somos Nación Mapuche. Todo el territorio libre y recuperado para todo nuestro pueblo.De acuerdo al anhelo de los nacionalistas RAM, el Wallmapu (territorio mapuche) se extenderá en ambos lados de la cordillera de Los Andes.

En Argentina los postulados autonomistas promovidos por los RAM, datan desde el 2010, pero alcanzó notoriedad en el 2014 a través de una declaración en la que expresaban sus motivaciones políticas, reivindicando acciones violentas en el contexto de lo que sería su estrategia de liberación nacional. Las acciones reivindicadas fueron el ataque incendiario al refugio Neumayer en Bariloche, como también la quema de una plantación forestal de la empresa Benetton y los ataques al consulado de Chile y  la catedral católica en Bariloche.

Según el citado comunicado, RAM sería parte de un movimiento autonomista mapuche llamado Movimiento Mapuche Autónomo del PuelMapu el cual estaría desarrollándose en Neuquén, Rio Negro y Chubut, entre comunidades, organizaciones e individuos que se definen Autónomos, desde hace muchos años.

En la provincia de Chubut es donde mayores acciones han materializado los RAM, desde quema de maquinarias e infraestructura productiva hasta sabotajes y quema de viviendas de locales Chubutenses y ataques con armas de fuego.

El principal enemigo del pueblo mapuche, que ha sido identificado por la mencionada agrupación violenta, al igual que sus similares en Chile, es el capitalismo, por lo que han anunciado su propósito de lograr la expulsión de todo lo que consideran como expresiones del sistema económico: Latifundio, empresas transnacionales, petroleras, mineras e hidroeléctricas. En concreto, la lucha se plantea como nacional (del Pueblo Mapuche) y revolucionaria anti-capitalista.

En  Chile habremos de encontrarnos con la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) la que sistemáticamente ha venido expresando su solidaridad con la lucha que lleva el grupo Terrorista RAM en la Argentina. Así quedó plasmado mediante un comunicado datado el 12/01/2017 en el que se solidariza con las comunidades del lof en resistencia del departamento de Cushamen y con la RAM, debido a que “habrían sido permanentemente violentados y reprimidos por el gobierno argentino a través de su policía”, para hacer frente al “creciente proceso de reconstrucción cultural, social, político y militar de nuestro pueblo nación”, así mismo, señalan la forma en que se traducirá el apoyo “Que nuestra solidaridad será puesta a disposición a través de acciones y la continuidad del sabotaje al circuito productivo trasnacional, sin transar y con la convicción que es nuestro único camino”.

Al igual que la CAM, que posee células denominadas Órganos de Resistencia Territorial (ORT), la RAM comunicó la conformación de las Unidades Ancestrales de Liberación Territorial (UAL) a las que - según explican en un comunicado - consideran como “embrión para la conformación de la división Puel Mapu de estructuras propias para la resistencia territorial y liberación nacional”. Esta más que claro y evidenciado históricamente que la organización de células obedece a lograr mayor eficacia en la ejecución de la táctica terrorista.

Tanto la presencia de la RAM como la CAM se convierten no solo en un problema de seguridad pública local, sino que impacta y esto obliga a trabajar a ambos países en la lucha contra estos grupos Terroristas que comparten agenda. La sinergia lograda por la RAM y CAM es un Win-Win, ya que esto impacta en el apoyo logístico mutuo, traspaso de equipamiento, armamento, y mutuo aprendizaje en base a las operaciones realizadas, otorgándoles asi mayor potencial de daño, de influir terror y dotándolos de capacidad para sostener su campaña terrorista en el tiempo.

Otro tanto serán los logros que obtendrán en su campaña de propaganda y difusión, el accionar inter-cordillerano posibilita y facilita la labor de los activistas dado por el tránsito de terroristas, militantes y simpatizantes entre ambos países, otro tanto se llevará el activismo digital, siendo todo esto un potenciador de extensión ideológica de este colectivo. Por una lado dará a su propaganda un cariz internacional, a la par que habrá mayor cantidad de personas que reciban el mensaje y estén dispuestas a integrar estos grupos terroristas, similar como las campañas que vienen realizando ISIS en todo el mundo occidental.

La problemática que se plantea desde una perspectiva técnica es simple, es un grupo Terrorista y como tal debiera de ser tratado, tanto por las Fuerzas de Seguridad, Agencias de Información e Inteligencia y el Poder Judicial, tarea que en cualquier país medianamente maduro es algo simple de concretar, pero en Argentina donde 3 mandarinas puede ser interpretado como 5 zapallos, será todo un desafío.

¿Hay peligro de terrorismo en la Argentina?

La respuesta es simple y es un SI rotundo, ya no es una posibilidad o una probabilidad, es un hecho, al que simplemente se lo prefiere ignorar. Entonces una repregunta valida sería ¿quién lo quiere ignorar?, y la respuesta brutalmente cruda y despojada de intereses particulares es TODOS. Somos una sociedad culturalmente muy rica, pero al mismo tiempo llena de tabúes, muchos justificados por nuestra historia en los últimos 50 años, pero a fin de cuentas ello nos impide por ejemplo hacer uso de la palabra inteligencia ó decir reprimir el delito, y un largo etcétera donde la palabra terrorismo también esta presente.

La Argentina está viviendo un momento importante donde se está tratando de volver a las Instituciones de un Gobierno Republicano, lo que por cierto es muy sano, se trata de volver a poner al país en el escenario internacional, tanto siendo referente a nivel Regional como así también insertándose en múltiples mercados. Con esto en mente, a fin del presente año la Argentina será sede de la Cumbre Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (WTO por sus siglas en inglés), pero mas importante es la Cumbre de Presidentes y Jefes de Estado del G20 que tendrá lugar en el 2018 en la Ciudad de Buenos Aires, junto a otro evento de relevancia internacional como lo son los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Cómo impactan todos estos eventos en el tema del Terrorismo es lo verdaderamente preocupante, a modo de ejemplo cabe recordar que el ISIS ya intentó cometer un atentado durante los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro del 2016. Asimismo hubo medios de comunicación que dieron a conocer en su momento que fuentes de la AFI reconocían la existencia de una célula del ISIS operando en el litoral Argentino, es conocido el hecho que el terrorismo yihadista opera en la región hace tiempo, como ya lo expuse, tal así que organizaciones como Al Tabligh recorría la Argentina promoviendo la fe musulmana, la misma estaría vinculada con grupos terroristas como Al Qaeda.

No es noticia que ISIS reclute a sus fanáticos por todas partes del globo, ya sea reclutando en la forma tradicional o con el uso de redes sociales. Se ha llegado a decir que en las filas del ISIS hay algo así como 86 nacionalidades diferentes, y la Argentina esta dentro de ese listado, se presume que durante  el 2016 habrían sido reclutado al menos una veintena de argentinos y una cifra menor de brasileños.

Algo más grave y preocupante es la situación en Brasil, donde un grupo de extremistas musulmanes brasileños declaró su lealtad al ISIS el año pasado. Así fue puesto ene evidencia por Search for International Terrorist Entities (SITE por sus siglas en inglés), organización especializada en el monitoreo de las actividades yihadistas en Internet y en las redes sociales virtuales. El grupo denominado Ansar al-Khilafah Brasil (Seguidores del Califato en Brasil) publicó  un manifiesto en el servicio de mensajería Telegram en el que aseguraron estar "dispuestos a sacrificarse para convertirse en mártires" y su respaldo a Abu Bakr al-Baghdadi, autoproclamado líder del ISIS.

Con anterioridad ISIS ha amenazado con realizar ataques en Latinoamérica, particularizando entre otros a la Argentina. Evidentemente cualquiera de los eventos especiales referidos, sea la Cumbre de Presidentes del G20, los Juegos Olímpicos de la Juventud ó la Cumbre Ministerial de WTO son objetivos mas que interesantes para cualquier organización terrorista. Pero podrían no tratarse de los únicos objetivos, teniendo en cuenta que Argentina es un pais que tiene múltiples colectividades de otros países entre ellas está la comunidad judía que es la 4º más grande del mundo.

Cabe recordar que como publicara en artículos anteriores, ISIS esta en un proceso de “Hibernación Agresiva” en el cual debe demostrar a sus seguidores que las derrotas que está sufriendo no significan de modo alguno su derrota final. Por ello vemos como se reducen sus acciones directas en su propia idea territorial del Califato y extienden por consiguiente el recrudecimiento de los atentados en distintas partes del mundo.

Dejando ya de lado el terrorismo transnacional del yihadismo, localmente en la Argentina tenemos nuestros propios problemas con el terrorismo, y es el que viene de la mano del Terrorismo Etno-Nacionalista manifestado por la RAM. Si bien es cierto que la capacidad de daño es limitada y el nivel de entrenamiento de sus integrantes es insuficiente, no es menos cierto que habrían recibido entrenamiento por parte de combatientes de las FARC y que en los últimos años han intensificado significativamente sus capacidades. Uno de los objetivos mas anhelados por RAM es su intención de instalarse en la comunidad internacional como un movimiento separatista de Argentina y Chile, y que sus reclamos sean tema de la agenda en foros diplomáticos.


Según una apreciación realizada por la Gendarmería Nacional Argentina, y expuesta en un medio hace poco, los lideres de RAM tendrían en mente escalar  sus atentados en distintas localidades de la Patagonia, para crean un clima mediático positivo para ellos, que los haga mas notorios para cuando los Presidentes y Jefes de Estado se encuentren en la Argentina en el marco de la XIII cumbre del G20, lo cual a la par traería aparejado la realización de atentados durante el desarrollo de la cumbre y tal vez en la misma Ciudad de Buenos Aires, aunque vale la pena recordar la limitada capacidad operativa del grupo, eso implica que no tendrían una capacidad seria de poner en riesgo la seguridad de la Cumbre en si, pero si de alterar el orden público en general y si lograr con ello tener una presencia en medios internacionales.

Asimismo cabe tener presente, que durante el transcurso del corriente mes de septiembre de 2017, se han producido muchas detonaciones controladas por parte de las Brigadas de Explosivos tanto de Fuerzas Federales como Cuerpos Policiales, de diversos artefactos explosivos que fueron desde granadas convencionales, a los clásico caños,  pasando por artefactos con disparadores de presión (tipo caza bobos), en ninguno de los casos hubo una reivindicación o adjudicación a grupo alguno. Sin embargo y en vistas tanto del clima político local por la proximidad de elecciones, como del escenario internacional dado por los próximos eventos a realizarse, habrá que redoblar el esfuerzo tanto de las Agencias de Inteligencia como de las Fuerzas Federales para prevenir estos hechos.

Cerrando ideas

El Terrorismo no es moneda nueva para Latinoamérica, mas allá de los países que sufren o sufrieron del terrorismo local, también se ha experimentado lo propio de mano del Terrorismo Global Islamista, tal así los atentados sufridos en la Argentina dan una cabal muestra de ello.

El Terrorismo como tal, en cualquiera de sus variantes, necesita de propaganda y de hacer masivo su mensaje de terror, para así poder condicionar la voluntad de las personas, recordemos los hechos del 11S, antes de ello en el mundo occidental no estaba presente (en las sociedades), con fuerza, el tema del Islamismo Radical. Hoy día, a poco mas de 16 años de ocurrido el atentado aún mantiene vigencia, y tal así que grupos como ISIS o RAM (a su escala) tratan captar la mayor cantidad de cámaras y lograr una mayor difusión posible de sus atentados e ideas.

Latinoamérica, en cierto una gran parte de los países que la integran, no poseen una conducta orientada al orden, a la seguridad, a conceptos como el esfuerzo primero, posiblemente mucho de ello pueda encontrar una respuesta en la propia historia cultural de cada uno de ellos. Lo cierto es que tanto el Terrorismo Global como lo es el manifestado por el ISIS (Terrorismo Islamista) o el local llevado por RAM (Terrorismo Etno-Nacionalista) o cualquiera de los otros presentes en la región (CAM, SL, ELN, etc.) existen y necesariamente deben ser tratados como lo que son, Grupos Terroristas que atentan contra la Democracia y las Libertades de los Ciudadanos. Para ello se requiere no solo de Tecnología, Equipamiento, Cuerpos Policiales, Fuerzas Especiales y Agencias de Inteligencia altamente profesionalizados, sino también de una Justicia y Políticas de Estado consistentes con principios Republicanos decididos a defender sus Democracias y formas de vida occidental.

La mejor tecnología, junto a las mejores armas, la mejor inteligencia y los hombres mas aptos y mejor preparados sin una Justicia competente y sin una Conducción Política profesional y decidida, nada podrá lograrse. La debilidad de las Instituciones de Gobierno y Justicia, son el talón de Aquiles, tanto para la lucha contra el Terrorismo como para la lucha contra el delito.

No hay comentarios.

Copyright 2008 - 2016: CXO Community - Todos los derechos reservados. Imágenes del tema de enot-poloskun. Con tecnología de Blogger.