Header Ads

ALERTA!!! CUMBRE PRESIDENCIAL @uliman73


A partir de los acontecimientos ocurridos hace poco en Hamburgo con motivo de la Cumbre de Jefes de Estado del G20, se empezó a hablar y mucho sobre las cuestiones de seguridad que rodean a un evento de esta magnitud.

Sin restarle importancia, porque en realidad hay que darla y mucho, este año la Argentina es sede de dos grandes reuniones, la que para la fecha de la publicación de este artículo habrá pasado que es el traspaso de la Presidencia Pro Tempore del MERCOSUR, y para diciembre la Cumbre  Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), si bien no tienen el mismo rango ambas son de importancia, y claro está que para el 2018 la Argentina será sede la Cumbre de Jefes de Estado del G20.

Viendo hacia atrás, recuerdo un año que tuvimos muy movido y fue el 2010, en ese año en la primera semana de mayo se desarrolló la Cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) en la que se designó al primer Secretario General del UNASUR, la misma se desarrolló en Los Cardales Provincia de Buenos Aires; luego en Julio tuvimos el traspaso de Presidencia Pro Tempore del MERCOSUR en la provincia de San Juan, en el mes de septiembre se reunieren de emergencia en el Palacio San Martín los Presidentes del UNASUR para atender la intentona contra Rafael Correa; finalmente en diciembre tuvimos el desarrollo de la Cumbre de Jefes de Estado Iberoamericanos en la ciudad de Mar del Plata.

Lo rico e interesante de todo ello, es que desde el año 2007, año en que desembarqué en la Cancillería Argentina (y disculpen el término naval, pero de los orígenes no se reniega), fue participando y haciéndome cargo con un gran equipo de los temas de seguridad y acreditaciones para las Cumbres Presidenciales, he visto como se fue evolucionando y complejizando la seguridad de los Jefes de Estado y Familias Reales.

Quien quiera ver y conocer con cierto grado de detalle, lo podrá hacer en link de un video sobre una conferencia que di sobre Seguridad en Cumbres en la Universidad Argentina de la Empresa.  Sin embargo un ejemplo de esas evoluciones recae en las acreditaciones e identificación de personas.




Desde el año 2005, cuando se llevó a cabo la Cumbre de las Américas, dentro de los anillos de seguridad como es lógico había vecinos que tenían sus casas, comercios y hasta personal de diversos servicios (limpieza, ambulancias, tránsito, etc.) que era necesario pudiesen llevar adelante sus actividades. En esa oportunidad a cada una de esas personas se les otorgaba una credencial, tipo cédula que llevaba impresa sus datos. La teoría, como siempre, fue brillante. Sin embargo los argentinos no acostumbran a andar con sus documentos, y doña rosa cuando sale a comprar el pancito solo lleva el cambio justo, con esto se produjeron innumerables encontronazos entre los vecinos que querían entrar a sus casas y las Fuerzas de Seguridad que controlaban los diversos retenes en los vallados.

Para subsanar este inconveniente en el 2010, decidimos aplicar el uso de tecnología biométrica, reconocimiento de huellas digitales. Así fue que junto a la gente de la Superintendencia de Policía Científica de la Policía Federal Argentina (PFA), unos verdaderos profesionales de su temática, procedimos  a su uso, para ello previamente debíamos censar a la totalidad de personas que vivían o tenían comercio dentro de los anillos, en la Cumbre MERCOSUR, ello fue relativamente sencillo pues el universo de censados era acotado, pero ya en Mar del Plata en la Cumbre Iberoamericana la cosa fue totalmente distinta, ya que hubo que censar a aproximadamente 30.000 personas, lo que por cierto llevo varios meses previos a la Cumbre de trabajo.


Esto fue una gran ventaja, ya que en los retenes de control, los vecinos solo tenían que llevar consigo sus dedos. Lo que a la hora del cierre de los vallados, hacía que el tránsito tanto vehicular como peatonal fluyera, no solo con mas comodidad para los vecinos sino que desde el punto de vista de la seguridad teníamos inequívocamente determinado quienes circulaban dentro de los anillos de seguridad. Esta ha sido una práctica que al día de la fecha se continúa realizando.

Ya dentro de las reuniones Ministeriales y Presidenciales, fue otro tanto, puesto que antes del 2010, todos los participantes (Delegados, Presidentes, Protocolos, Asistentes, Seguridad, etc.), portaban una credencial formato cédula (y de ese tamaño) que contenía la foto del portador, sus datos personales (apellido y nombre, delegación a la que pertenecía y la categoría –Delegado, Seguridad, Protocolo, etc.), logo de la cumbre y la bandera de su Delegación, lo que a la hora de chequear identidades en los diversos puntos de control dentro de la instalación donde se llevaban a cabo las reuniones y grupos de trabajo, hacía que cuanto menos fuera dudosa su identificación, muchas veces dentro de una misma Delegación, aunque parezca mentira, se intercambian las credenciales para poder ingresar a donde no debe. Otro tanto era con los pases innominales, para la reunión del plenario, generalmente cada Presidente o Jefe de Delegación, participa de la misma junto a su Canciller y 10 personas mas, para ello se hacia entonces 10 pases innominales para cada delegación, muchos lo que hacían era ingresar los 10 y luego salía una persona con 4 o 5 pases en su bolsillo y reingresaba entonces con 4 ó 5 personas mas, en un momento determinado el salón Plenario que estaba preparado para digamos 100 personas tenía en su interior mas de 200.

Nuevamente de la mano de la tecnología corregimos todo ello, no tanto por la  obvia razón protocolar, sino mas bien teníamos una preocupación desde el punto de vista de la seguridad, en que solo estuvieran las personas que tenían que estar en los lugares y momentos que debían, y además asegurarnos de su identidad. Así fue como las nuevas credenciales pasaron a tener un formato mas grande (mas del triple de las tipo cédula), pero cada una con un dispositivo RFID, con ello y unos arcos distribuidos en los accesos a la zonas de las reuniones y del plenario, se lograba  visualizar en pantallas gigantes la foto que se correspondía a ese credenciales con todos los datos del portador y su Delegación, y cuando se realizaba la reunión de plenario donde corría la restricción de la cantidad de participantes por Delegación,  la misma plataforma controlaba la cantidad ingresada y si una persona salía con 3 ó 4 credenciales el sistema lo detectaba y con ello el personal de Seguridad de Cancillería intervenía y si el Delegado que trataba de ingresar superaba la cuota asignada a su Delegación el sistema también lo marcaba y nuevamente el personal de Seguridad de Cancillería intervenía para impedir ese ingreso. Lamentablemente este modelo, exitoso y aplicado en otras Cumbres por las Países sede, no se esta aplicando.


Fueron esas y muchas otras acciones más que en materia de seguridad  y acreditaciones realizamos, que no solo nos valió una felicitación del Secretario Ejecutivo de la Cumbre sino que además de ello, autoridades del Gobierno que tomaba la Presidencia ese año, luego vinieron a la Argentina para pedirnos los asistiéramos con información y asesoramiento en general para tratar de replicar las acciones que llevamos adelante.

Que sucedió en otras Cumbres y otros Países sedes.

Alemania – Hamburgo – Cumbre del G20 – 2017

Todos fuimos testigos del desarrollo de la cumbre, las manifestaciones anti-globalistas y demás, también vimos como el temor antes posibles ataques terroristas significó un incremento enorme de medidas de seguridad. En este tipo de eventos, cada Jefe de Estado, siempre es acompañado por su propio equipo de Seguridad. Generalmente todos conocemos, gracias a Hollywood, al Servicio Secreto de Estados Unidos.

Sin embargo, lo que tomó gran repercusión, en el mundillo interno, en esta Cumbre, fue el pedido del Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania, que le pidió al Presidente de Turquía, Recep Tayip Erdogan, que parte de sus guardaespaldas quedasen en Turquía y no lo acompañasen a Hamburgo.

La decisión de la Cancillería Germana, es una reacción a lo que el equipo de seguridad de Erdogan hiciera durante una visita a Washington D.C. durante el mes de mayo del corriente año. Estos hechos, fueron de carácter público, en el que se ve al referido personal empujar a agentes de policía estadounidenses fuera de la residencia del embajador turco y luego, como cereza del postre, los mismos golpean y patean a manifestantes kurdos, incluyendo a una mujer tirada en el suelo. El saldo 9 personas heridas. La Fiscalía no se hizo esperar y acusó de lesiones a una docena de integrantes del equipo de seguridad del Presidente y la Embajada Turca.

Corolario del tema, algunos de los agentes de seguridad presidencial turca involucrados en el incidente de DC, aparecieron en la lista de los 50 custodios que el Gobierno Turco pensaba llevar a Hamburgo y fueron vetados de concurrir por parte del Gobierno Alemán.

Esto podría servir como una muestra de para que sirve, entre otras cosas, los procesos de acreditaciones de Delegaciones, Prensa y demás participantes de las Cumbres. En todas las Cumbres que me tocó participar y coordinar los esfuerzos de seguridad y acreditaciones, siempre se detectaron inconvenientes o incidentes de seguridad en la de acreditación, desde impedimentos legales hasta capturas internacionales.

Francia – Paris – Cumbre de la COP21 – 2015

Primero, quisiera poner a todos en tiempo y espacio de esta Cumbre, la misma estaba previsto iniciara el 30 de noviembre y cerrara el 11 de diciembre de 2015, pero para atraer su atención, les traigo a su memoria que el día 13 de noviembre por la noche se cometieron hasta 6 ataques terroristas simultáneos, a lo largo de 3 horas, dejando como saldo 130 muertos y 352 heridos.

Con esto en la retina de los Galos, a las 2 semanas debían recibir a casi 150 Jefes de Estado y unos 40.000 visitantes (entre delegaciones, prensa, y el turismo habitual entre otros) y la Cumbre debía durar casi 2 semanas.

Para ello, evidentemente se reforzaron todas las medias de seguridad y se incrementó la presencia policial. Unos 8.000 oficiales fueron desplegados para reforzar las fronteras y un total de 120.000 efectivos entre policías, gendarmes y militares fueron movilizados en toda Francia. A principios del mes de noviembre, el Gobierno Galo había anunciado que impondría controles fronterizos más rigurosos antes del inicio de la COP21.

La amenaza terrorista hizo impacto directo en todo lo que se refería a reuniones y eventos masivos, por lo que también se reconsideró la emisión de autorizaciones de marchas y manifestaciones, tanto en París como en otras ciudades de Francia desde el 29 de noviembre hasta el 12 de diciembre. Evidentemente esta fue una de las decisiones mas difíciles de tomar para el Gobierno, pero en ese contexto era necesario hacerlos en post de la seguridad.

Todas las manifestaciones públicas fueron suspendidas, habida cuenta que además la logística que implicaría garantizar la seguridad de los manifestantes y la de la Cumbre sería practicante imposible de llevar adelante, la sola posibilidad de una explosión, por mas pequeña que fuera, en medio de una movilización podría generar centenares de heridos entre la metralla y la estampida que provocaría.

Acá vemos la importancia que toman las fronteras y sus pasos, hay una falsa sensación de seguridad, cuando se redoblan los esfuerzos en las fronteras los días previos a la realización de una Cumbre, lo cierto es que muchos meses antes de la ocurrencia del evento, se deben intensificar los controles fronterizos, hacer análisis de los otorgamientos de visas por estudio, trabajo o intercambios. Claro que es un trabajo arduo y complejo, pero es parte de garantizar una Cumbre segura.


Reino Unido – Irlanda del Norte – Cumbre del G8 – 2013

La Cumbre se llevó adelante e el condado de Fermanagh, en el pintoresco Lough Erne Golf Resort, alrededor del cual se han erigido unos 7 kilómetros de vallas de seguridad y otros tantos kilómetros de alambre con concertina. Si bien el lugar esta alejado y es mucha extensión de campo, la seguridad es igual de compleja.

Al este del Resort y a apenas 100 metros se encuentra el Lago Castle Hume Lough, algo similar sucede hacia el oeste con el lago Lower Lough Erne que esta a unos 400 metros, por lo que la seguridad fluvial por decirlo de alguna manera entra en juego significativamente. Para cerrar el cuadro a unos pocos kilómetros (menos de 4) se encuentra el aeropuerto Enniskillen.

Tal así, que se desplegaron en ambos lagos embarcaciones de medio porte y alta velocidad para patrullarlos, pese a que los mismos fueron cerrados al publico en esas fechas, otro tanto hicieron los buzos tácticos en la misma zona, cabe referir que el lago Lough tiene una longitud de unos 12 kilómetros.

No por estas características topográficas particulares dejaron de llevarse al lugar camiones hidrantes y equipos antimotines, o especializados para tratar con grandes manifestaciones especialmente las llevadas a cabo por los radicales anticapitalistas.

Además de los restos expuestos, un G8 en Irlanda del Norte también tuvo que tener en cuenta la continua amenaza que suponen los paramilitares republicanos disidentes al proceso de paz. La Policía dispuso de 260 celdas adicionales en Omagh, Co Tyrone y Belfast donde se llevaron adelante movilizaciones y protestas, asimismo 16 jueces fueron dispuestos en tribunales especiales para tratar los temas que pudieran surgir durante la Cumbre.

En esta Cumbre podemos apreciar un par de temas destacables, uno se refiere a la multiplicidad de especialidades que confluyen en una Cumbre, desde buzos tácticos, patrullaje fluvial o marítimo, pasando por inteligencia y equipos para atender movilizaciones y protestas masivas, otro tema es que empiezan a disponerse de jueces especiales para tratar los incidentes de seguridad que se producen durante el desarrollo de la Cumbre, y finalmente que si bien es muy importante estar atento a las amenazas que se importan, no hay que descuidar las locales.

Cerrando ideas

Hoy día ya han pasado 10 años y con ello no solo hay nuevas tecnologías, sino que hay viejas nuevas amenazas y otras solamente nuevas que deben ser tratadas debidamente. Nadie puede desatender o desconocer que en una Cumbre de Jefes de Estado es donde todas las diversas aristas de la seguridad se ponen en práctica, custodias, seguridad física, electrónica, contramedidas, comunicaciones, inteligencia, investigación, vehículos, técnica, infraestructura crítica, ciberseguridad y demás entran en juego.

En cumbres pasadas estuvo la anticumbre, la crisis del campo con la famosa Resolución 125, grupos ambientalistas, contras partidarias al Gobierno local y al de los Gobiernos Participantes, amenazas de cárteles de la droga, etc. Sin embargo, los riesgos y amenazas que se deberán enfrentar en la cumbre del G20 en el 2018 pondrá a prueba a todos los sistemas y engranajes del Gobierno, son múltiples y variadas las amenazas, pasando desde el delitos menor contra la propiedad, reclamos sociales y partidarios, hasta el terrorismo trasnacional, sin embargo de igual forma lo son las medidas de seguridad y oportunidades que tanto los avances tecnológicos como procedimentales hay, conocerlos es una ventaja diferenciadora.

Asumir la responsabilidad de la seguridad de Jefes de Estado, es realmente imponente, es donde la protección a dignatarios y la seguridad a infraestructuras críticas se cruzan en unas circunstancias muy complejas. Requiere sin lugar a duras de un Plan Integral de Seguridad Multifacético, que entre otras cosas incluya la capacidad de detección de amenazas de última generación, contar con un centro de Comando, Control, Comunicaciones, Inteligencia y Análisis que trabaje en tiempo real no solo en el despliegue sino en la detección de amenazas. Pero por sobre todo, no solo alcanza con tener claro el norte a donde vamos sino que las personas que integran los equipos de trabajo sean idóneas, buenas ideas con mal equipo de trabajo es garantía de fracaso.



No hay comentarios.

Copyright 2008 - 2016: CXO Community - Todos los derechos reservados. Imágenes del tema de enot-poloskun. Con tecnología de Blogger.